Empleados misioneros en riesgo tras cierres de Ribeiro y Garbarino

Ayer por la tarde, en el Ministerio de Trabajo de la Nación, se realizó una audiencia entre representantes de Garbarino y de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS), convocada tras la denuncia de esta última por los salarios adeudados a los trabajadores de la firma. Luego de que las partes plantearan sus posturas, el Ministerio dispuso un cuarto intermedio hasta el 14 de julio.

Según Agustín Gómez, secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio de Posadas (CECP), durante la audiencia, “FAECyS ratificó la denuncia y el pedido de que se solucione de manera urgente la cuestión del salario, que es lo que hoy más preocupa, pidió un informe de por qué la empresa cerró sucursales en el país y además exigió una multa contra la firma por los incumplimientos”.

Por su parte, los representantes de Garbarino plantearon que “siguen teniendo inconvenientes económicos, con un problema importante para poder pagar los sueldos. Sin embargo, manifestaron que habría un inversor con el que se estaría por cerrar un acuerdo y según la empresa el primer punto que va a pedir es la solución del salario de los trabajadores”, contó Gómez a la FM 89.3 Santa María de las Misiones.

Con este compromiso, las partes acataron el cuarto intermedio dispuesto por la cartera de trabajo.

En el caso de los empleados de las dos sucursales de Posadas, Gómez recordó que les deben “un porcentaje del sueldo de abril, el sueldo completo de mayo y el de junio” y agregó que en la capital misionera “se sigue con la medida que se venía realizando que es no asistir a los puestos de trabajo. Los dos locales siguen cerrados”. Pero el problema no termina ahí, dado que hubo casos en los que al tratar de recibir atención médica, “las obras sociales no los atienden por la deuda que existe en contribuciones y cargas patronales”.

Al ser consultado acerca los rumores que circularon días atrás acerca de que los trabajadores se harían de algunos productos como para salir a vender o tratar de hacerse de algo de dinero para seguir subsistiendo, Gómez aseguró que eso es “totalmente falso, tanto en los Garbarinos de Misiones como de otras partes del país” y agregó que “nunca estuvo en la mente de los trabajadores quedarse con mercadería. Acá la idea es que se resuelva por la vía legal, como corresponde, y nada más”.

Crisis en Ribeiro

Otra empresa que enfrenta una crisis es Ribeiro, que desde el lunes último cerró los dos locales en Posadas. En cuanto a la situación de esta firma, Gómez sostuvo que “es similar a la de Garbarino”, pero “no hay tanto atraso salarial dado que sólo debe parte del sueldo de mayo y el sueldo completo de junio, pero les van pagando en cuotas. Les depositan el pago por semana y así cumplen con el salario, por el momento no hubo inconvenientes”.

Por otro lado, la situación de Ribeiro cambió “a partir de esta semana justamente, porque la empresa decidió cerrar los dos locales por la deuda que tiene en tema de alquiler”.

“A nosotros nos llamó el gerente de recursos humanos desde casa central y nos informó que iban a cerrar los dos ocales pero que no van a echar absolutamente a nadie. Los trabajadores siguen en la modalidad home office, siguen contratados, siguen cobrando sus sueldos y la empresa les va a enviar computadoras notebooks, todo lo necesario para que puedan seguir trabajando desde sus casas”, agregó Gómez.

Entre las dos sucursales suman unos 30 empleados aproximadamente y continuarán trabajando en sus hogares, actividad que “la empresa está organizando operativamente para que el trabajador se ocupe de las ventas de Misiones, que ejecute las mismas y ejecute enviarlas a domicilio. Eso es lo que nos explicaron”, finalizó Gómez.

Universo aparte

Al parecer no todas las tiendas de ventas de electrodomésticos pasan por una crisis y así lo dejó en claro Agustín Gómez al referirse a Frávega y Musimundo, las que “tienen una situación totalmente diferente de lo que viene sucediendo con Garbarino y Ribeiro”.

“Estamos en diálogo permanente con los trabajadores y raíz de todo esto que está pasando nos comunicamos con ellos y nos comentaron que las ventas son buenísimas. Están vendiendo y les están pagando el sueldo. Inclusive les están pagando las comisiones por ventas sin ningún tipo de inconveniente”, aseguró.

Además Gómez remarcó que “la sucursal de Frávega en Posadas es líder en ventas a nivel país”, por lo que “a pesar de la pandemia, están siendo años muy buenos para estas empresas” y aseguró que “una empresa de estas características de venta de electrónica, de electrodomésticos, es imposible que en Posadas le esté yendo mal, dado que la frontera está cerrada y las ventas quedan acá, el consumo queda acá. Y eso precisamente es lo que me decían estos trabajadores”.

Otro punto a resaltar según Gómez es que “los programas que lanza el Gobierno como los Ahora, por ejemplo, están ayudando muchísimo. Me cuentan que los martes y jueves que son los días que hay promoción, la gente hace colas para pagar a través de estos Ahora y me dicen que es muy exitoso el programa y que ayuda muchísimo al consumo”.

Finalmente, Gómez planteó que ante el buen momento que viven “empresas colegas a Garbarino y Ribeiro, nosotros venimos denunciando hace mucho tiempo que la situación que estamos teniendo con ambas firmas yo creo que es adrede en el sentido de que hoy en día estos comercios se están reconvirtiendo, están queriendo cambiar su modalidad de venta y ante esa reconversión lo están haciendo de una muy mala manera. No pagan el sueldo, se atrasan, no pagan a proveedores para disfrazar la mala situación y que el trabajador quizás se canse y se vaya por su propia cuenta y lamentablemente en algunos casos logren ese objetivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.