El joven que apenas tenía 21 años había cobrado el sueldo producto de su trabajo como tarefero y se dirigía a comprar un botín. Sin embargo, en la trágica tarde del sábado perdió la vida producto del choque que involucró al legislador Martín Sereno.

Un vecino llegó el domingo por la noche a la comisaría local y narró que halló a la criatura, de 3 meses, cuando volvía a su casa. La progenitora tiene problemas con la adicción al alcohol