spot_img

Seguinos En X y Threads

leé y Compartí nuestras notas en las redes sociales

― Advertisement ―

spot_img

Ley Bases: qué pasará con la edad jubilatoria si se aprueba el proyecto

El proyecto de Ley Bases, que aprobó la semana pasada el Senado, mantiene la edad de jubilación en 65 años para hombres y 60 para mujeres, sin modificaciones....
InicioNoticiasPolicialesEx inspector municipal a juicio por presunto abuso de dos hijastras

Ex inspector municipal a juicio por presunto abuso de dos hijastras

A pesar del testimonio de las dos presuntas víctimas, el ex inspector de tránsito de la Municipalidad de Oberá, Ramón O. (52), insiste en su inocencia y rechazó la opción del juicio abreviado, por lo que el próximo mes será juzgado por el Tribunal Penal Uno de Oberá.

El imputado permanece detenido desde el 28 de febrero del 2017 acusado de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de sus dos hijastras, hechos que se habrían perpetrado cuando las denunciantes eran menores de edad.

Si bien inicialmente el debate se programó para mediados de abril, días atrás el acusado informó que dejó de contar con los servicios de un abogado particular y solicitó la asistencia de la defensora oficial N° 1 de Oberá, Teresa Gómez de Roth.

El cambio de letrado obedecería tanto a razones económicas como de estrategia defensiva, precisaron fuentes con acceso al expediente.

Actualmente, Ramón O. se halla alojado en la Unidad Penal VIII de Cerro Azul y, en total, lleva cuatro años y dos meses tras las rejas.

Por ello, oportunamente su defensor particular solicitó la excarcelación extraordinaria por cumplimiento del plazo de la prisión preventiva, es decir sin condena, que contempla un máximo de tres años.

Como contrapartida, desde la Justicia argumentaron que el debate oral había sido previsto para principios del año pasado, aunque luego se postergó debido a las conocidas restricciones por la pandemia de Covid-19.

“Por eso se reprogramó entre los primeros juicios del corriente año, pero ahora el propio imputado solicitó la postergación debido al cambio de defensa. Es así que de no haber inconvenientes, el debate se concretaría en junio”, anticiparon.

Dos denuncias

La grave acusación sobre Ramón O. significó un cimbronazo para vecinos, compañeros de trabajo y autoridades de la comuna, ya que durante más de diez años el imputado integró el cuerpo de inspectores de tránsito de la Municipalidad de Oberá.

Hasta el momento de su detención, residía en el barrio 80 viviendas de Villa Stemberg con su segunda esposa y cinco menores. Se trataba de una familia acoplada, ya que convivían con hijos de la mujer y otros de ambos.

Precisamente, el implicado fue denunciado por sus hijastras 16 y 23 años, a quienes crió desde pequeñas.

En primera instancia la mayor lo acusó de violar a su hermana menor, aunque luego amplió la denuncia y mencionó que también ella habría sido víctima de abuso sexual con acceso carnal durante los años que vivió bajo el mismo techo que el sospechoso.

Según la instrucción, las hermanas declararon que los abusos comenzaron cuando tenían entre 10 y 12 años.

Primero fue violada la mayor, en reiteradas ocasiones, siempre en el domicilio de la familia cuando la progenitora no se hallaba en el lugar, indicó.

Años más tarde, ya siendo mayor de edad, la joven se fue de la casa materna y cortó relación con el acusado.

En tanto, en febrero de 2017 su hermana que entonces tenía 16 años le contó que su padrastro abusaba de ella, por lo que la mayor se presentó ante la Comisaría de la Mujer de Oberá y radicó la correspondiente denuncia.

Asimismo, el relato de su hermana más chica habría revivido su propio calvario, por lo que en un momento dado la chica aseguró que ella también había sido abusada por su padrastro.

La acusación de la adolescente de 16 años fue ratificada en Cámara Gesell, considerara como un elemento de prueba clave en delitos contra la integridad sexual de menores.

Una familia acoplada de siete personas

Al momento de la denuncia en su contra, Ramón O. residía junto a su segunda esposa, tres hijos de la mujer (entre ellos la menor de 16) y dos hijos de ambos.

Se trataba de una familia acoplada integrada por siete personas que convivían en una vivienda con dos habitaciones.

Por ello, oportunamente desde la defensa del imputado solicitaron que tres de los hermanos menores prestaran declaración en Cámara Gesell, lo que fue rechazado por las autoridades judiciales.

En tal sentido, oportunamente el letrado que presentaba al acusado lamentó que “no se haya considerado el testimonio de los menores que vivían en la misma casa, quienes podrían haber aportado algún elemento. Lo cierto es que el pedido no prosperó”.

Lo cierto es que la menor de 16 años sí declaró en Cámara Gesell y sus dichos sentaron las bases para la acusación, al igual que el relato de la hijastra mayor.

De todas formas, desde el inicio del proceso el imputado insiste en su inocencia y rechazó la opción del juicio abreviado, instancia que contempla aceptar la culpa, al tiempo que implica una merma en la condena.

Vale mencionar que la mayoría de los casos de abuso sexual se dirimen en juicio abreviado. En tanto, allegados a Ramón O. mencionaron que “confía que en el debate oral podrá probar su inocencia”.

spot_img
spot_img