El Pro contra la Ley Micaela

Luego de que la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Guerrero, informara al cuerpo que de 41 legisladores provinciales solo 10 completaron todas las instancias de la capacitación de la Ley Micaela, la diputada del PRO Natalia Saseta, dio insólitos argumentos acerca de porqué no terminó la formación.

“Les cuento lo que me pasó con la tarea de un texto de una zurda feminista… (titubea) Silvia Federicci; me hicieron hacer una tarea de que el micromachismo y el machismo vienen del capitalismo. Me parece que tenemos que rever esos contenidos que lo único que hacen es adoctrinar y ejercer odio hacia esa gente”, lanzó en la sesión virtual del cuerpo, que tuvo lugar ayer.

La diputada dijo que con sus argumentos no intentaba “desligitimizar” (sic) ni desvalorizar el trabajo que hacen las personas que trabajan en la capacitación de la Ley Micaela hoy. “Lo que nosotros buscamos es desconstruir (sic) a aquella persona que vino criada de una determinada forma y que cree en determinados valores o ideas que hoy nos discriminan, y hacen a la violencia de género que nosotros suprimimos”.


Luego de que la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Guerrero, informara al cuerpo que de 41 legisladores provinciales solo 10 completaron todas las instancias de la capacitación de la Ley Micaela, la diputada del PRO Natalia Saseta, dio insólitos argumentos acerca de porqué no terminó la formación.

“Les cuento lo que me pasó con la tarea de un texto de una zurda feminista… (titubea) Silvia Federicci; me hicieron hacer una tarea de que el micromachismo y el machismo vienen del capitalismo. Me parece que tenemos que rever esos contenidos que lo único que hacen es adoctrinar y ejercer odio hacia esa gente”, lanzó en la sesión virtual del cuerpo, que tuvo lugar ayer.

La diputada dijo que con sus argumentos no intentaba “desligitimizar” (sic) ni desvalorizar el trabajo que hacen las personas que trabajan en la capacitación de la Ley Micaela hoy. “Lo que nosotros buscamos es desconstruir (sic) a aquella persona que vino criada de una determinada forma y que cree en determinados valores o ideas que hoy nos discriminan, y hacen a la violencia de género que nosotros suprimimos”.https://iframely.pagina12.com.ar/api/iframe?url=https%3A%2F%2Fcontent.jwplatform.com%2Fpreviews%2Fvev0DNJM-buQgiLVC&v=1&app=1&key=68ad19d170f26a7756ad0a90caf18fc1&playerjs=1

La Cámara de Diputados de Catamarca implementó los módulos de capacitación en Ley Micaela el 6 de marzo de 2020, luego de desorrallar sus contenidos con especialistas de distintas disciplinas. Una de las actividades del Módulo D, que corresponde a “Lenguaje y Comunicación”, indica como tarea: “Seleccionar un texto de tu labor legislativa/administrativa/educativa; con la teoría proporcionada y los ejemplos propuestos, realizar los cambios necesarios a los fines de lograr una producción más inclusiva e igualitaria. Justificar los cambios realizados”.

Saseta interpretó la consigna como una obligación de usar lenguaje inclusivo: “Quiero contarles que me inscribí en la Ley Micaela, hice los trabajos que son pertinentes a la materia, estuve prestando atención, pero llegué a la última tarea en donde me pedían que yo traduzca un texto en lenguaje inclusivo. No nos pueden poner un lenguaje que nos obligue a hablar de una forma en la que yo no hablo, no creo, no considero”, dijo.

Sujeta a su interpretación, señaló: “Todos saben que levanto la bandera de los derechos y de la igualdad, pero no creo que el lenguaje inclusivo me ayude a mí a tener más derechos. Y no creo que ayude a otras personas a incluirlas en un programa de capacitación”.

Las formadoras de la Ley Micaela en la Legislatura de la provincia explicaron que llevan cinco ediciones virtuales y lograron hacer una presencial antes de que se volviera al aislamienton por la pandemia, «y es la primera vez que tenemos un planteo tan equívoco. La actividad es clara: no se obliga a nadie a usar ningún tipo de lenguaje, solo propone tomar un ejemplo de textos parlamentarios y llevarlos a un mensaje inclusivo e igualitario”.

Para Cecilia Guerrero, presidenta de la Cámara baja de Catamarca “la deconstrucción es imprescindible y urgente”. En diálogo con Catamarca/12, consideró que “resulta preocupante que haya representantes del pueblo que reproduzcan discursos coincidentes con sectores ultraconservadores, que son los mismos que pretenden obligarnos a las mujeres a maternar como destino social obligatorio; que descalifican a la perspectiva de género como si fuera una ideología malsana como única verdad. Las transformaciones sociales son imparables porque el movimiento feminista no acepta más imposiciones ni tutelajes ni en la vida ni en el cuerpo ni en los proyectos de las mujeres”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.