Emprendedor a la vista: niño confecciona escarapelas, a pedido, y también se divierte

POSADAS. “Me gusta hacerlo, y algunas cosas me cuestan un poquito, pero me ayudan en casa y también me divierte”, nos cuenta Anderson Maximiliano Ayala (8). Es un niño que ha hecho de la creatividad una opción para crear esta “mini empresa”, donde él es su propio jefe, y su familia sus ayudantes.

Todo comenzó como un juego, de cuando sus padres le regalaron plastilina y él comenzó a armar muñecos pequeños. Contó que los primeros comenzaron cuando descubrió un juego en la web, Five night and freddy’s, y miraba los vídeos donde se le explicaba cómo armar los personajes.

“Copiaba de los vídeos, usaba plastilina y así comencé a hacer los muñecos”. Si bien pequeños, los mismos tienen una alta precisión, en cuanto a detalles. Agrega que los mostraba su familia y algunos conocidos, y que gustaron.

Un juego más que simbólico

Dicen que la creatividad en la infancia fomenta el emprendimiento y en el caso de Maxi, que es así como lo llaman, se está dando desde lo artístico. Sus padres notaron esta particularidad, y lo apoyan en este talento para un arte concreto, como el dibujo, y la plástica.

“Me encanta hacer esto, si no conocía la plastilina seguro que estaría dibujando, y quiero ser un experto en estas cosas”, nos manifestó animado.

Un taller de cerámica fría cerquita de casa

Entendidos en el tema infancia y creatividad, dicen que la capacidad emprendedora unida con ella, potencia las posibilidades de las personas en un futuro. Y darles hoy herramientas a los niños, estimularlos desde el juego, resulta importante.

Los padres de Máximiliano, Margarita y Claudio, supieron del inició de un Taller de Cerámica Fría que se dictaba en el SUM del barrio donde viven, Mini City, le preguntaron si quería asistir.

Él pidió que lo anotaran, y es así que nos expresó “lo hago porque me gusta, y no se me hace difícil“, en referencia a los trabajos, especialmente de escarapelas. En el curso asisten personas adultas, niñas y él.

Con la cerámica, da cuenta que muchas personas conocidas de la familia le piden para este mes de mayo. «Las estoy haciendo, con ayuda de mis padres y mi hermano Sebastián (10), son unas treinta y hay más que ya entregué”, subrayó.

Y más que enseñarles a ‘hacer dinero’, buscamos que los chicos tengan autoconfianza, responsabilidad y solidaridad, expresaron los padres de Maxi.

Digiqole Ad