Por más cruces, prospera la actividad comercial en Irigoyen

Con la habilitación, que se produjo el pasado 19 de octubre, el paso volvió a registrar el flujo que tenía antes de la pandemia, al ser uno de los pasos terrestres más elegidos por turistas de todo el país que eligen vacacionar en Brasil

Comerciantes de Irigoyen dicen que se recuperó la movilidad que había antes de la pandemia. FOTO: Fabián Acosta

El sector comercial de Bernardo de Irigoyen registra un notable crecimiento en las ventas, a seis meses de la reapertura del corredor que une la ciudad con la brasileña de Dionisio Cerqueira.

Con la habilitación, que se produjo el pasado 19 de octubre, el paso volvió a registrar el flujo que tenía antes de la pandemia, al ser uno de los pasos terrestres más elegidos por turistas de todo el país que eligen vacacionar en Brasil.

Sin embargo, la diferencia cambiaria existente motivó la demanda de mercaderías por parte de vecinos del Brasil. El mayor movimiento se observó en el segmento de combustibles, que resulta hasta 50% más económico que del otro lado de la frontera seca.

Asimismo, el sector comercial también se vio beneficiado, con un real entre los 37 y 40 pesos.

La mayoría de las compras se hacen en los comercios del lado argentino por esa diferencia que existe actualmente.

Más allá de la reapertura, el rubro comercial de Bernardo de Irigoyen viene registrando un consecuente incremento ya desde el cierre de las fronteras, al consolidarse el mercado interno. Sin embargo, con la reapertura de fronteras en octubre y la habilitación del turismo internacional por parte de Brasil en diciembre hubo un repunte general en todos los rubros.

Si bien todas las categorías se destacan y registran números positivos, en los últimos meses tuvieron un repunte interesante los supermercados, vinotecas, pescaderías y afines, perfumerías y cosmética, tiendas, zapaterías y farmacias de la ciudad más oriental del país.

Los brasileños llegan a los comercios irigoyenses por productos comestibles en general, además de gas, combustibles y productos de limpieza e higiene personal. En el detalle, vinos, espumantes, energizantes, whiskys, aceite de oliva, chocolates, alfajores y turrones, perfumería y cosmética son los más solicitados en los comercios.

La carne es otro de los productos elegidos por brasileños, como así también los pescados, mariscos y productos avícolas.

En tanto, el combustible sigue liderando las ventas a brasileños, más allá de las subas de precios, las limitaciones y los cupos impuestos. En Irigoyen, son cuatro las estaciones de servicios, pero la que tiene más ventas a extranjeros es YPF, que cuenta con una sola boca de expendio en la ciudad, que a diario se queda sin productos, a veces por medio día o algunas horas. En esta estación a los extranjeros se les puede vender un cupo máximo de 40 litros, únicamente de combustibles premium y a 190 pesos el litro.

Las demás estaciones también cuentan con alta demanda en ventas tanto locales como a brasileños, pero no existen los cupos.

 Como efecto de la reapertura de la frontera, entre octubre y abril,  no sólo repuntaron las ventas en los comercios que ya estaban funcionando, sino que se abrieron nuevos locales comerciales, generando mucha mano de obra e ingresos a las familias locales.

Al respecto, El Territorio dialogó con el intendente Guillermo Fernández, quien se mostró muy contento y comentó: “En estos últimos  tiempos venimos viendo un importante movimiento comercial y que va creciendo al pasar de los días, nuestros comerciantes y empresarios arreglando sus locales, renovando sus góndolas, nuevos locales que se abrieron, generando de esta manera más mano de obra para el municipio y más ingresos también, un gran desarrollo regional a través del comercio y el turismo trayendo también el progreso para toda la región, así que estamos muy contentos”.

Por su parte, Walter Feldman, presidente de la Cámara de Comercio local, manifestó: “En estos seis meses fuimos recuperando el movimiento comercial al que veníamos acostumbrados antes de la pandemia, hay productos y comercios con más ventas que otros, pero el repunte es general”.

Asimismo, se refirió al estado de situación del comercio local, mencionando que “más comercios se abrieron, otros se ampliaron, dando más mano de obra a nuestra gente y eso es muy importante para la recuperación del principal sector que mueve la economía regional y en ese sentido seguiremos trabajando con muchas expectativas y optimismo para que nos vaya mucho mejor en el futuro”.

En tanto, desde el sector comercial del lado brasileño destacaron los beneficios de contar nuevamente con la frontera abierta, por la misma historia sociocultural de la zona, más allá de lo comercial.

Al respecto, Raquel Schwab,  integrante de la comisión directiva de la Asociación Empresarial y Comercial de Dionisio Cerqueira y Barracao, consideró: “Nosotros estamos muy contentos y optimistas con la reapertura fronteriza, por la misma historia cultural, de amistad e integración con nuestros hermanos argentinos, somos realistas”.

“Actualmente las diferencias cambiarias favorecen al comercio argentino, de todas maneras los argentinos siguen viniendo, buscando precios y comprando varios productos en Dionisio Cerqueira y Barracao”.

Agregó que también “los empresarios también buscan alternativas o estrategias de ventas, por ejemplo; las promociones, ofertas y las financiaciones también favorecen mucho las ventas a argentinos, al estar la frontera abierta la gente ve que productos les conviene comparar en Brasil y que productos en Argentina y es muy positivo para toda la región porque trae desenvolvimiento y progreso a toda la región”.

Más tarde, recordó que  “el cierre de frontera trajo un perjuicio económico muy grande para toda la cadena comercial y turística que vive de eso y dan mano de obra a mucha gente de toda nuestra región de frontera, pero la reapertura de frontera y al vuelta a la normalidad en estas ciudades fronterizas genera un movimiento económico y comercial importante para varios rubros, así que estamos contentos y con mucha positividad”.

Digiqole Ad