Se puede cruzar a Encarnación sin gastar en test y hacer compras

En el primer día de la reapertura del puente que une a Posadas con Encarnación, Paraguay, un equipo de La Voz de Misiones traspuso las fronteras hacia la vecina orilla, luego de más de un año y medio de clausura por el coronavirus.

En medio de informaciones cruzadas respecto de los protocolos y requisitos solicitados por ambos países, la reanudación del tránsito fronterizo fue lenta y reducida: menos de 100 personas cruzaron hacia el Paraguay y todavía menos en sentido inverso.

La primera parada en el centro de frontera de Posadas es la casilla de control sanitario. Allí, se debe presentar el carnet de vacunación con esquema completo -aplicado con 14 días de antelación- y el DNI. 

Las agentes de Salud cargan los datos y, si el pasajero declara que estará menos de 24 horas, le entregan una constancia que deberá presentar a su vuelta al país y, de esa forma, no tener que realizarse un nuevo testeo. En cambio, si se desea estar por más de un día, es obligatorio presentar un test de PCR con hasta 72 horas de vigencia.

La siguiente parada es la ventanilla de Migraciones. Se presentan los documentos de los pasajeros del auto y la declaración jurada de viaje, que se debe completar previamente en la página oficial del gobierno. 

El último paso en suelo argentino es exhibir, ante los funcionarios de Aduana, la cédula del vehículo y el DNI del titular.

Tras atravesar el viaducto internacional, el primer trámite es en el puesto de sanidad de Encarnación, donde se presenta la declaración jurada de Paraguay.

Ésta se carga previamente en la página web del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de la república hermana.

Allí se deben subir los comprobantes de vacunación completa y de testeo negativo de Covid-19, el cual puede ser un antígeno (testeo rápido) o del método PCR, dependiendo de si la estadía será por más de un día. Se descarga un código QR que los funcionarios escanean en la frontera. 

Luego, Migraciones Paraguay solicita el DNI de cada viajero, le saca una foto al rostro de la persona y le otorga el ticket de entrada que deberá devolver al retirarse. Todos los trámites en territorio paraguayo se realizan de forma personal.

En ese escenario, y ante la confirmación de que en Paraguay aceptan antígenos, quienes deseen ir y volver en el día sin gastar dinero podrán realizarse un testeo rápido de forma gratuita, como los que se practican en el hospital Madariaga.

En este sentido, se recordará  que, si la estadía es menor a 24 horas, al retornar a Posadas, sólo será necesario mostrar el comprobante que se obtiene al momento de la salida, con lo cual queda descartada la obligación de abonar los 3.500 pesos que vale el testeo en el puente.

Además, en diálogo con los agentes de control aduanero, La Voz de Misiones pudo confirmar que están vigentes las mismas habilitaciones de gastos que antes de la pandemia y que no existen restricciones para realizar compras del otro lado del Paraná.

Circuito pospandemia

Un primer vistazo luego de trasponer el área de control fronterizo, ya en suelo guaraní, muestra una nueva cara de la zona comercial de Encarnación, donde la actividad económica mermó tanto que la mayoría de los locales del circuito tuvieron que cerrar sus puertas una vez que se decretó la pandemia y el cierre de los límites internacionales.

“Los que quedamos resistiendo en el circuito comercial somo propietario de los locales, lamentablemente los que alquilaban debieron cerrar”, explicó la dueña de una tienda a LVM. En ese local, donde venden ropas, un pack de tres pares de medias tipo soquete cuesta 250 pesos.

En las veredas del circuito, en la zona determinada para indumentaria, una camiseta del París Saint-Germain, la número 30 que luce Messi, cotiza a partir de los 1.700 pesos (siempre negociables).

En la primera rotonda, saliendo del paseo de compras, que rodea la cabecera del puente internacional del lado de Encarnación, hay una estación de servicio donde el precio del litro de la nafta premium alcanza los 9.500 guaraníes, unos 271 pesos.

Un aire acondicionado en la reconocida tienda de electrónica Naila Center, de 3000 frigorías, tiene en valor de 280 dólares o 50.000 pesos.

Comerciantes, cambistas y trabajadores del circuito comercial avizoran una nueva etapa pospandemia y proyectan “un lento reacomodo”, conociendo que las asimetrías económicas vuelven a inclinar la balanza comercial una y otra vez.

Otro dato no menor es que no todos los comercios están actualmente aceptando pesos, por lo cual, si no se cuenta con tarjetas de crédito o débito, quizás sea conveniente adquirir guaraníes, que en la calle se venden a 36 por 1 de la moneda argentina.

Fuente: