Esfuerzo compartido: avanza la conversión de los planes sociales en empleo registrado

El decreto que posibilita el mecanismo de contratación y blanqueo ya está vigente. “Será Ley cuando lleguemos al Congreso", coincidieron los candidatos a diputados nacionales Isaac Lenguaza y Graciela de Melo (FdT).

Foto: Sergio Contreras

Los candidatos a diputados nacionales Isaac Lenguaza y Graciela de Melo, ambos compañeros en la lista de unidad del Frente de Todos (FdT), aseguraron que el Gobierno nacional “logrará revertir el desastre social y el desempleo que generó el macrismo con la consecuente explosión de programas sociales y destrucción de la industria nacional”.

Lo hará, según expresaron, “convirtiendo cada programa social en trabajo registrado, en un proceso similar al que ocurrió en la Argentina con los ‘planes Trabajar’ y la posterior generación de empleo genuino que logró Néstor Kirchner y que afianzó Cristina”.

Se refirieron así al reciente Decreto 711/21, vigente desde el 19 de octubre, que posibilita un mecanismo de contratación y blanqueo de trabajadores que tengan algún beneficio como el Programa de Inclusión Socio-Productiva y Desarrollo local “Potenciar Trabajo” y el Programa de Inserción Laboral.

“Será Ley cuando lleguemos al Congreso”, coincidieron al referirse a la medida que busca convertir los planes sociales en empleo registrado en el sector privado, transformando las prestaciones o los trabajos precarizados en “incentivos para la contratación”.

Lenguaza y De Melo resaltaron la trascendencia de la iniciativa y los aportes hechos desde Misiones para que se empezaran a plasmar respuestas concretas.

“Será un esfuerzo compartido entre el Estado, los trabajadores y los generadores de empleo. Hoy se actúa en la emergencia y una futura Ley lo convertirá en política de Estado a largo plazo, hasta que en el país ninguna familia necesite un programa social para vivir”, señalaron.

Cómo funciona

Los candidatos detallaron el funcionamiento de la nueva medida que arranca con la capacitación específica de los trabajadores y las trabajadoras. Una vez superada esa etapa, se podrán incorporar como trabajadores registrados en empresas y PyME que necesiten ampliar la nómina de personal.

El Estado seguirá aportando los recursos que serán parte de los salarios; el trabajador se va a capacitar para ingresar como empleado en blanco en el ámbito privado, y el dador de empleo va a cumplir con sus obligaciones completando salarios según cada convenio colectivo, y pagando las cargas que corresponden sin afectar derechos laborales”, señaló Lenguaza al explicar el contenido del Decreto 711 ya vigente.

Graciela de Melo, en tanto, dijo que los beneficiarios y beneficiarias de programas sociales “sueñan con el trabajo formal, con aportes para la jubilación, obra social para la familia, seguros y ART. Sueñan con sus propios emprendimientos también, con ser sus propios jefes y jefas y generar más trabajo en la comunidad, y se capacitan para eso”, por lo que “estamos esperanzados en que todas estas herramientas reviertan la situación creada por el macrismo con el desempleo en dos dígitos y sin pandemia”.

Rearmar el tejido social y productivo

Tanto Lenguaza como De Melo, que comparten lista junto a Javier Gortari luego de la definición de las PASO en el Frente de Todos, recordaron el proceso vivido en el país en torno del trabajo y los programas sociales.

Cuando asumió Néstor (Kirchner) había un millón de planes trabajar. Cuando Cristina terminó su mandato en 2019, bajó cuatro veces ese número y sólo había 250 mil, que es una baja todavía más importante si se tiene en cuenta el crecimiento poblacional. El resto de los trabajadores estaba en su empleo o en su emprendimiento”, recordaron.

Agregaron que en los cuatro años del macrismo “Cambiemos aumentó los planes sociales de 250 mil a 700 mil, cuatro veces más exactamente, y lo hicieron porque cerraron 25 mil PyME que no pudieron aguantar tarifazos y la apertura de importaciones, y más de 300 mil trabajadores quedaron en la calle”.

“Los que iban a crear empleo, crearon planes o destrozaron la industria nacional”, resumieron. Ahora, “los indicadores marcan la mejoría y para fin de año, vamos a recuperar cada uno de los puestos de trabajo perdido”, finalizaron.