Posadas | Fingió estar dormida para ver qué hacía su pareja en la habitación de sus hijos y lo descubrió violando a su hija

Según los relatos de la mujer ante la Fiscalía, su ex pareja, César Javier S. de 35 años habría abusado sexualmente de su hijastra de 8, en el momento que convivían en el barrio Giovinazzo de Posadas.

En dialogo con Misiones Online, Karla M. relató la situación que le hizo “abrir los ojos” en cuanto a las extrañas y morbosas situaciones que se venían dando entre su pareja y su hija.

Conviví 7 años con esta persona, tuvimos un varón que hoy tiene 7 años. Este hombre le crió a mi hija desde que tenía 9 meses, debido a que su verdadero papá falleció”, empezó el relato.

La relación era normal desde el principio, los conflictos siempre se generaban debido a que el hombre tomaba mucho, “vivía alcoholizado”.

La joven de 25 años es una muchacha trabajadora, quien se tuvo que arreglar prácticamente sola desde chica, debido a que a corta edad quedó embarazada de su nena. “Yo era la que trabajaba, el siempre ponía de excusa que no conseguía trabajo. Tomaba y se descontrolaba”.

Fue allí cuando el relato llego a mediados de febrero del año pasado, días antes de que comenzara la pandemia por el coronavirus. “Esa noche el estaba tomando, yo estaba acostada en mi pieza. Aproximadamente a las 1 de la mañana yo veo que él se dirige a la habitación de mis niños, yo me levanto y sin querer hago ruido con la cama y por eso él salió rápido de allí”.

La situación no terminó ahí, el hombre con un alto grado de alcohol en sangre volvió a ingresar en la habitación de los niños. “Me vuelvo a acostar y me hago la dormida para ver lo que hacía, él viene hasta al lado mío a alúmbrame con el celular para ver si yo estaba dormida, acomodó un oso en su lugar de la cama para intentar despistarme y vuelve a ingresar en la habitación de los niños. Esperé un ratito, me levanté y fui a constatar la situación cuando veo que César tenia la mano debajo de las sabanas manoseando a mi hijita”.

La mujer desesperada comenzó a discutir con el sujeto en cuestión, a lo que el hombre le responde que “él no tiene ninguna mala intención contra su hija, que ella era una desconfiada y una loca que cree que él es igual al papá”.

Un detalle no menor, el padre de César Javier S. se encuentra preso, con sentencia firme, acusado y declarado culpable por un hecho de abuso sexual con acceso carnal a una niña de 11 años, a quien dejo embarazada. “Le eché a mi pareja de mi casa y el agarró sus cosas y se fue”.

Fue en ese momento en el cual la mujer se percata, empieza a indagar y preguntar a su hija acerca de si esta situación se habría repetido anteriormente, a lo cual la niña respondía constantemente “no mami”.

Pasados unos meses de que el hombre se habría ido del domicilio, el varón, como todo hijo comenzó a extrañar a su padre y a pedir por él, fue por ello que el jovencito fue a visitar a su papá. “Aproveche que el varón no estaba y le vuelvo a preguntar a mi nena si el papá le había echo algo cuando ella no estaba, a lo cual ella empieza a llorar y me contó todo”. La mujer solía ausentarse constantemente del hogar para irse a trabajar, mientras que los nenes quedaban al cuidado del hombre.

El relató de la niña hacia su mamá se dejó sentado en la denuncia ante la Fiscalía. “Él se bajaba los pantalones, abusaba de ella y le ahogaba con la almohada para que ella no grite”. La mujer desde ese momento quedó destrozada y más aún por el hecho de que esta situación se repitió en varias oportunidades.

Mi niña me dijo que casi todos los días cuando yo me iba a trabajar él le hacía eso a ella. La psicóloga además me confirmo que los abusos comenzaron cuando la menor dormía en la misma cama conmigo y mi pareja. Ella en ese tiempo tenía 5 años”. Aparentemente según la mujer hace 3 años el padrastro abusaba sexualmente de la nena de 8, casi todos los días cuando ella se iba a trabajar, pero ella nunca lo supo, hasta ahora.

“Hicimos la denuncia y nos llamaron para tomarle la declaración a mi hija en Cámara Gessel”. La mujer que tomó la declaración pregunto si este hombre estaba preso porque no podía creer lo que mi hija le contaba”. Aberrante fue el relato de la menor.

Tal como denuncie ante la Fiscalía, ella declaró en Cámara Gessel”.

Eso no es todo, la mujer concluyó a que el varón, de 7 años, sabía y presenciaba los abusos a su hermana, pero no hablaba por miedo a su padre. “El varón sabia que el papa hacia eso, le daba un celular para que él se entretenga y el papa los amenazaba”.

Hoy mi hija tiene miedo de subir a un colectivo, le tiene miedo y terror a los hombres”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.