A machetazos le robaron el celular a un joven en Santa Ana

El grave ataque se produjo ayer cerca de las 6 cuando la víctima, identificada como Lautaro Gabriel Gómez (20), regresaba a su domicilio en el barrio 10 Viviendas de la localidad en compañía de una amiga

Tras el hecho, vecinos pidieron más seguridad frente a la comisaría local

Un joven de 20 años de la localidad de Santa Ana permanece internado en el hospital Ramón Madariaga de Posadas a causa de las múltiples lesiones cortantes que sufrió al ser atacado a machetazos por dos delincuentes que terminaron llevándose su teléfono celular.

El grave ataque se produjo ayer cerca de las 6 cuando la víctima, identificada como Lautaro Gabriel Gómez (20),

regresaba a su domicilio en el barrio 10 Viviendas de la localidad en compañía de una amiga.

De acuerdo a los datos aportados por voceros policiales consultados, tanto Lautaro como su amiga Aldana (16),

caminaban por avenida San Martín y al llegar a la calle Benito Zamboni fueron abordados por dos delincuentes.

Allí, uno de los desconocidos atacó con un machete al joven, a quien provocó varios cortes en la cabeza, brazos y torso.

Luego los agresores huyeron corriendo del lugar con el Motorola G9 de la víctima.

Inmediatamente el muchacho fue llevado al hospital local, aunque por la gravedad de las lesiones tuvo que ser derivado por precaución al hospital Madariaga de capital provincial.

Hasta ayer por la noche permanecía internado allí, aunque fuera de peligro.

En el marco de las pesquisas, efectivos de la Unidad Regional XIII entrevistaron a una vecina del lugar del ataque, quien narró que cerca de las 6, cuando se despertó para ir al baño, escuchó los gritos de un joven en la calle.

Añadió que al salir a la vereda vio a dos muchachos, ambos vestidos con prendas negras y barbijos, correr en dirección al barrio Martín Chico.

Por otro lado, los pesquisas también tomaron declaración testimonial a la adolescente que acompañaba a Lautaro, quien también aportó datos sobre los agresores.

Manifestación vecinal

Horas más tarde del ataque, ya en horas de la tarde, un grupo de 100 personas se manifestaron frente a la comisaría de Santa Ana para pedir respuestas por lo ocurrido.

Este matutino pudo dialogar con Emi Aranda, madre del joven,  quien sostuvo:

«Mi hijo salía de divertirse, hacia mi casa iba con una amiga cuando lo increpan de manera muy violenta y lo golpean.

Luego lo hieren en varias partes de su cuerpo a machetazos para robarle el celular y zapatillas.

A causa de todo esto mi hijo perdió mucha sangre hasta llegar a mi casa, tenía los dedos colgando, eso no puede pasar en nuestra sociedad».

La mujer se mostró muy conmocionada con lo sucedido con su familiar y pidió que los responsables sean detenidos lo antes posible.

Digiqole Ad