El FMI publicará un informe revisando el préstamo contraído por Macri antes de cerrar la actual negociación

Se trata de una evaluación ya realizada por el staff del Fondo que pondrá a consideración del board antes que finalice este año

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva durante un encuentro en Roma convocado para analizar la negociación entre la Argentina y el FMI

El staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) ya tiene escrito su último borrador del análisis técnico realizado sobre las consecuencias económicas y financieras del crédito de 44.000 millones de dólares concedido al gobierno de Mauricio Macri. Se trata de una evaluación secreta -por ahora- que Alberto Fernández puso sobre la superficie al cerrar anoche la Conferencia de Unión Industrial Argentina (UIA) y cuya difusión es clave para la Casa Rosada y su estrategia de negociación con el FMI.

“Le pedimos al FMI que antes de que cerremos un nuevo acuerdo, haga su evaluación de lo que fue el fallido programa Stand-By por el que se desembolsaron 44 mil millones de dólares que se mal-utilizaron en pagar deuda insostenible y en financiar salida de capitales. Eso nos va a ayudar a terminar de entendernos. Es un paso necesario en este camino”, sostuvo el Presidente ante la UIA.

Hace unos meses, durante una reunión informal del board del FMI se trató el Caso ArgentinoY en este contexto, se decidió hacer una evaluación de las consecuencias económicas y financieras del crédito que Macri obtuvo por decisión política de Donald Trump.

Julie Kozack, subdirectora en el Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, eligió ad hoc a un técnico del staff nacido en Noruega para ejecutar la decisión del boardEse técnico noruego -que jamás estuvo asignado en América Latina- ya tiene el último draft de la revisión solicitada por Alberto Fernández: son casi 100 páginas que se revisarán antes de navidad.

Consultado un vocero del FMI, se confirmó la información exclusiva de Infobae:

“La Evaluación Ex-Post del Acuerdo Stand-By de Argentina de 2018 se concibió como un mecanismo para trazar lecciones después de que se completa un acuerdo de acceso excepcional. Para los países donde se contempla un nuevo programa posterior, es deseable completar la Evaluación Ex-Post antes de que el Directorio Ejecutivo lo considere. Como tal, esperamos que el Directorio Ejecutivo del Fondo discuta el informe en las próximas semanas”, escribió el vocero vía WhatsApp cuando aún era madrugada en Washington.

El informe que analizará el board antes de navidad no tiene consideraciones políticas. Macri obtuvo un crédito Stand-By por la decisión de Trump, y en ese FMI influían dos altos funcionarios que hoy ocupan puestos claves en DC: David Lipton y Mauricio Claver. Sin ellos, más la presión de la Casa Blanca, jamás se hubiera desembolsado 44.000 millones de dólares.

Lipton es ahora un asesor clave de Yenet Yallen, secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, mientras que Claver ocupa la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El establishment de DC cuida los suyos, y en el informe técnico redactado por instrucción del staff del FMI no se hará una sola alusión a Lipton y Claver.Play

Sin embargo, a los fines de la estrategia de negociación que diseñó Alberto Fernández, la evaluación Ex-Post del Acuerdo Stand-By podría servir hacia adelante. El jefe de Estado siempre planteó que el FMI tiene que hacerse cargo de sus eventuales errores políticos al conceder el crédito de 44.000 millones de dólares, y su informe que se discutirá en 20 días podría avalar esta hipótesis de trabajo.

“El dossier da a entender que el FMI sobre actuó cuando le concedió el crédito a Macri. Y creo que esa definición sería importante para la Argentina”, comentó un miembro del board que ya leyó la evaluación escrita por el técnico noruego.

Alberto Fernández y Martín Guzmán también sabían del contenido de la evaluación Ex-Post del Acuerdo Stand-By, y en un cónclave en Olivos decidieron utilizarla para mejorar la posición de la Argentina en un capítulo clave de la negociación.

Desde esta perspectiva, el presidente evaluó el mejor escenario político y decidió avanzar durante la conferencia anual de la UIA. Fue cauto y diplomático: antes de hacer pública su estrategia pidió que comunicaran a Washington su próximo paso.

Y así sucedió. Alberto Fernández escribió su discurso, exigió la evaluación técnica y en el FMI se prepararon para completar el círculo institucional. Nadie quiere ruido político: ni en DC ni en Balcarce 50.

Fuente:
Digiqole Ad