Muertos por COVID-19 en San Vicente: ¿el parte incluye a todos?

A veces las imágenes engañan y otras dicen más que mil palabras. A cada uno corresponderá interpretar, razonar y decidir qué hay detrás de las imágenes tomadas esta semana por Canal 5 de San Vicente del cementerio de esta localidad, donde se ven las filas de tumbas recientemente cavadas y las flores frescas, muchas aún sin marchitarse.

La pandemia afecta a todo el país, también a Misiones. Y en algunas localidades el número de fallecidos atemoriza.

Durante mayo, San Vicente fue la que más fallecidos por COVID-19 registró en toda la provincia, con ocho muertos reportados en el parte epidemiológico; y según las empresas de servicios fúnebres de esa localidad, desde este último sábado 29 de mayo y hasta ayer ascendió a 17 el número de víctimas fatales que fueron inhumadas con protocolo COVID en el cementerio sanvicentino.

Ayer, se realizó un operativo de vacunación extramuros frente al supermercado Vicente y, aunque desde Salud Pública no lo confirmaron, se convocó e inmunizó contra el coronavirus a las personas desde los 30 años de edad.

Ocho fallecidos y 17 entierros con protocolo COVID

Sin embargo, en el parte oficial de Salud Pública fueron notificados en este mismo período sólo cinco óbitos en San Vicente: uno de ellos el sábado 29 (un hombre de 83 años), un segundo el 31 de mayo (una mujer de 51 años) y tres en el parte de ayer. Además, según fuentes oficiales consultadas por PRIMERA EDICIÓN, otro de los fallecidos el 31 de mayo (un hombre de 90 años), que tenía domicilio legal en Aristóbulo del Valle, en realidad residía en San Vicente.

En tanto, en el parte de este último jueves se incluyeron otros tres decesos, dos de ellos ocurrieron el miércoles pero, tal como anticipó este Diario en su edición de ayer, fueron notificados después de difundido el parte provincial: una mujer de 47 años con diabetes, hipertensión y obesidad, un hombre de 56 años con hipertensión y obesidad y un hombre de 46 años con hiperglucemia.

Además, según aseguraron desde el Gobierno a PRIMERA EDICIÓNse inhumó bajo protocolo COVID a otras dos personas que fallecieron en sus domicilios pero sin tener diagnóstico confirmado de coronavirus, por lo que no fueron incluidas en el parte oficial. En total, ocho muertos y seis de ellos con diagnóstico confirmado según las fuentes oficiales.

¿Qué está ocurriendo en San Vicente?

A lo largo de mayo, San Vicente sumó196 casos positivos de COVID-19 y otros 25 en estos tres primeros días de junio. Los contagios en esta localidad comenzaron a aumentar en febrero, mes en que acumuló 80 casos y un aumento del 470% respecto a enero.

Un nuevo y abrupto incremento se registró en marzo, cuando San Vicente sumó 199 positivos, lo que representó un incremento del 248% respecto al mes anterior. En abril los casos retrocedieron apenas, con 175. Desde entonces, San Vicente no logró bajar la circulación del SARS-CoV-2 y, en proporción a la cantidad de nuevos positivos, se fueron sumando el número de internados y de fallecidos.

Poco espacio en el cementerio

Ya antes de la pandemia, el cementerio de San Vicente no tenía un gran espacio disponible para inhumar bajo tierra. Ahora, la situación se complicó más por lo que desde la Municipalidad estarían gestionando la reubicación de un aserradero ubicado al lado del cementerio para poder agregar esta superficie, de aproximadamente dos hectáreas.

La despedida a los muertos en pandemia

Recientemente, desde la Cámara de Empresarios Fúnebres de Misiones (CEFUM) se tomó la decisión de reducir de cuatro a dos horas la duración de los velorios de pacientes que no hayan fallecido por COVID, en respuesta al aumento de contagios y circulación viral en Misiones. Vale recordar que las personas que mueren con COVID se inhuman o creman sin velatorio previo y sus familiares pueden despedirlos en el cementerio manteniendo una distancia aproximada de 30 metros antes que se tape la fosa.

Si bien en San Vicente no hay crematorio, este servicio está disponible para las familias de esa localidad en Crematorio Misiones, con base en Santa Ana. No obstante, desde los servicios fúnebres de esa ciudad confirmaron que son contadas las familias que eligen la cremación, por una cuestión de idiosincrasia.

El servicio para los que mueren después de dar negativo

En cuanto a si se sigue un protocolo diferente de inhumación para los pacientes que fallecen luego de negativizar el SARS-CoV-2, desde las empresas fúnebres detallaron que son velados con el ataúd cerrado para resguardar al personal y a las personas que asisten al servicio. En tanto, algunas familias autorizan inhumar a sus seres queridos que negativizaron antes de morir sin velorio previo.

Desde la triste despedida del sacerdote Jorge Maniak, párroco de San Vicente de Paul, que falleció hace una semana a los 83 años como consecuencia del COVID, las empresas fúnebres sumaron un bánner con la imagen de los fallecidos con COVID que se coloca en el coche fúnebre que encabeza el cortejo hacia el cementerio.

El servicio para los que mueren después de dar negativo

En cuanto a si se sigue un protocolo diferente de inhumación para los pacientes que fallecen luego de negativizar el SARS-CoV-2, desde las empresas fúnebres detallaron que son velados con el ataúd cerrado para resguardar al personal y a las personas que asisten al servicio. En tanto, algunas familias autorizan inhumar a sus seres queridos que negativizaron antes de morir sin velorio previo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.