Luque opinó que la junta médica tiene «errores conceptuales muy marcados»

El neurocirujano Leopoldo Luque, uno de los principales imputados en la causa por la muerte de Diego Maradona, opinó este lunes que la junta médica que responsabilizó al equipo de doctores que él integraba por el fallecimiento del exfutbolista, tiene «errores conceptuales muy marcados» y está «llena de sesgos«, por lo que pidió un nuevo peritaje «con más profesionales».

«Yo no quiero desligarme de la responsabilidad. Lo que tampoco quiero es que la responsabilidad de todos caiga sobre mí«, señaló el neurocirujano en una entrevista a Telefé Noticias, donde además aseguró que confía en la Justicia, pero no en la junta médica.

«En la justicia confío, en la junta no confío. Me encantaría, sin descalificarlos, que tengamos la posibilidad de que esto sea evaluado por más profesionales», indicó el médico.

Para Luque, quien por momentos se mostró quebrado, en la Junta Médica «hay errores conceptuales muy marcados» y dijo que «la medicina hoy en día se basa en la evidencia, en lo que se pueda demostrar… y se llegó a un punto donde justifican cualquier cosa. Ahora, esa justificación tiene que ser analizada rigurosamente. El análisis de la pericia médico-oficial, está llena de sesgos. Fue un evento agudo repentino».

Consultado de si en junio del año pasado, cuando hablaban de «autopsia» en los mensajes de audio de Whatsapp, ya sabían que Maradona se iba a morir, el acusado dijo que «jamás» pensó eso.

«El objetivo era asustarlo. A él y a la gente que está alrededor para lograr un beneficio para Diego. Nadie lo interpretaba como una posibilidad real», aclaró.

Sobre los audios
En otro tramo de la entrevista, Luque pidió perdón «a la familia y a la gente que quería mucho» a Maradona por los audios que circularon en los que descalificaba al exfutbolista, de los cuales se mostró arrepentido, y solicitó a los investigadores que le devuelvan su teléfono celular porque posee «muchos mensajes cariñosos» del Diez.

«Lo poco que puedo escuchar (en los medios) es de lo que me avergüenzo. Es lo que quieren mostrar, pero borran toda una relación y tratan de resumirla en una serie de mensajes de los cuales me arrepiento y pido perdón, tanto a la familia como a la gente que lo quería mucho. Pero espero que en algún momento me devuelvan el celular, tengo muchos mensajes cariñosos de el para conmigo», señaló.

"Yo no quiero desligarme de la responsabilidad", dijo Luque.«Yo no quiero desligarme de la responsabilidad», dijo Luque.
Por último, Luque afirmó que no tiene «miedo» de ir preso porque considera que la acusación en su contra está «muy lejos de la realidad» y que «no tiene sustento en el expediente» y cuestionó al denominado entorno de Maradona, del cual dijo que buscaba dinero.

«Todo el mundo sabía del problema (que tenía Maradona con el alcohol). Vos podés elegir hacerte cargo del problema o tirárselo a otro. Todo el mundo sabía de los problemas. La familia también. Ahora, vos tenés gente que lo puede ayudar, o gente que critica solamente. Todos sabemos lo que busca esa gente que sale en la tele… yo no lo tengo. Me podés investigar mis cuentas bancarias. Yo a Diego no le robé, no lo usé», dijo.

Las consideraciones de la junta médica
Tanto Luque como la psiquiatra Agustina Cosachov, otra de las acusadas, pidieron la nulidad de la Junta Médica ante el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, quien deberá resolver ambos planteos.

La junta médica presentó sus conclusiones el pasado 3 de mayo a los fiscales a cargo del caso Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra, y 17 de los 22 peritos que participaron concluyeron que Maradona era un paciente con pluripatologías que agonizó 12 horas antes de morir a los 60 años el 25 de noviembre pasado.

Además, consideraron que «el Diez» «no estaba en pleno uso de sus facultades mentales», que el operativo montado en la casa de del barrio San Andrés de Tigre no era una internación domiciliaria y que pudo haber tenido «más chances de sobrevida» si hubiera estado en una clínica.

También calificaron al equipo médico como «deficiente«, «temerario» e «indiferente» ante la posibilidad cierta de su muerte y que lo abandonaron «a la suerte».

El equipo de investigadores coordinado por el fiscal general de San Isidro, John Broyad, se tomará unos días más para analizar las conclusiones de la junta y, en base a ellas, formular la imputación para los llamados a indagatoria.

Según las fuentes, el equipo fiscal no sólo evalúa agravar la calificación penal, sino que también podría sumar nuevos imputados del entorno no médico de Maradona.

Aparte de Luque (39) y Cosachov (35) los otros cinco profesionales de la salud imputados en la causa son el psicólogo Carlos Ángel «Charly» Díaz (29); los enfermeros Gisela Dahiana Madrid (36) y Ricardo Omar Almirón (37); la médica que coordinaba la internación domiciliaria para la prepaga Swiss Medical, Nancy Forlini (52); y el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni (40).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.