Descartan grandes subas para la carne luego de Semana Santa

“Creemos que para Semana Santa el abastecimiento y los precios serán normales. Ayer (por el martes) entraron 11.000 cabezas en el Mercado de Liniers y los precios bajaron casi un 4%”, comentó Miguel Schiaritti, presidente de Ciccra.

 Consideró así que no hay margen para grandes aumentos, porque el consumo en el país está muy deprimido. “No se espera ningún repunte importante de precios porque la demanda está muy lenta, no hay poder de compra. Estamos trabajando con salarios atrasados y precios nuevos. Así es que no esperamos que en el mercado interno haya novedades en el corto plazo”.

 Se explicó en tanto que en algunas provincias, en particular en Río Negro, algunos cortes cárnicos pasaron los mil pesos por kilo por la situación particular de la zona y sus mayores costos. Pese a esto en Misiones algunos cortes premium, en algunos grandes comercios, ya rondan los 900 pesos.

 “La carne que se vende a mil pesos, que estuvo saliendo en las noticias, es carne que se vende por debajo de la línea sanitaria (en la Patagonia). Entonces, el precio de la carne por debajo de esa barrera siempre es más cara, que encima de la barrera”, consideró.

Pese a la evaluación desde la producción se alertó que si los precios de los granos siguen en alza, al igual que el valor del gasoil, habrá que reconocer más aumentos.

 Más pollo

Este año, por primera vez en la historia el consumo de carne aviar en Argentina logró equipararse (y hasta ganar) durante el año pasado con el de carne vacuna, en torno a los 50 kilos por habitante. Y las razones del cambio en la tendencia del consumo hay que buscarla por el fuerte aumento de precios que tuvo la carne.

 Pero ahora, alertan que se viene el aumento del precio de pollo. Así lo anticipó el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (Cepa), Roberto Domenech, entidad que reúne a las principales empresas del sector.

 “Nosotros mantuvimos un crecimiento constante del consumo, parejo. Hubo años con incrementos de dos kilos (por habitante), y otros de 500 gramos. Mientras que la carne (de vaca) viene bajando. En 2002, el pollo se ubicaba en los 23 kilos de consumo y los cortes bovinos en 70”, dijo en una entrevista al medio Tranquera. 

 Apuntó que en las próximas semanas podrían verse nuevas subas por traslado de mayores costos de los granos para los pollos. “La alimentación a pasto es una cosa, pero la de los pollos es otra. El maíz se incrementó un 68% durante el año pasado, y en los últimos 4 meses hubo un alza superior al 50%.

 La soja anda más o menos por ahí. Estaba a 350 dólares la tonelada y ahora está a 530, cuando el 30% del alimento para nuestra actividad es la soja y el 60% es el maíz.

 El costo de ese alimento se traslada directamente al (precio del) pollo. Impactó en un 5% y es probable que haya 2% o 3% más de suba, que puede ser que aparezca (plasmada) durante el actual mes”, resaltó Domenech.

 Se comen 49 kilos al año por persona
El último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina mostró una baja en el consumo del producto vacuno en el último año que alcanza el 3,2 por ciento por habitante. Según señalaron, el promedio de consumo se ubica en 49 kilos por habitante por año. Mientras que en comparación con el pico que alcanzó en 2008, se registró una caída de casi el 30%, con un fuerte impacto que evidencia el menor poder adquisitivo de la población. Al respecto, desde la Cámara indicaron que “las familias deben comprar carne vacuna a los precios ‘nuevos’ con ingresos ‘viejos’, es decir todavía sin actualizar por inflación”.

 En febrero pasado la faena de hacienda vacuna se ubicó en 1.039 millones de cabezas, con una participación de las hembras que se mantuvo levemente por encima de 45%. Además, en los dos primeros meses del año el mercado interno absorbió 331.400 toneladas de res con hueso, un 10,5% de merma interanual, que en términos absolutos representó unas 39.000 toneladas.

 Asimismo, el documento advierte que al inicio del 2021, el volumen exportado de carne vacuna se ubicó por encima de las 48 mil toneladas peso producto (tn pp). Fue la primera vez en la historia con números de ese tipo registrados en un mes de enero.

 En total se certificaron exportaciones por 48,2 mil tn pp, es decir 14,7% más que en enero del año pasado. Casi 75% del total de esto se dirigió a China (87,5% del crecimiento interanual del volumen exportado se explicó por China). Convertidas a toneladas res con hueso, en total se exportaron 68,9 mil toneladas en enero del corriente año, volumen que resultó 10,8% mayor al de enero de 2020.

 Mientras que los ingresos por exportaciones de carne vacuna sumaron casi 200 millones de dólares en el primer mes del año. En la comparación interanual se observó una caída de 12,1%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.