Un enorme asteroide pasa entre la Tierra y la Luna, casi sin ser notado por los astrónomos

EEUU. Pasó por las proximidades de la Tierra a una distancia de 73.000 kilómetros y habría podido ser visto con unos simples prismáticos, pero los científicos no tuvieron tiempo para dar la noticia al mundo. “Pensé que todo el mundo estaba preocupado por algo que sabíamos que se avecinaba”, dijo el científico principal de la Royal Institution of Australia (RiAus), Alan Duffy, quien al conocer los detalles sobre 2019 OK, confesó que para él “fue un verdadero shock”. “Este asteroide pertenece al grupo de rocas espaciales a la que la comunidad astrónoma llama “asesinos de ciudades”; si hubiera golpeado la Tierra, los daños habrían sido devastadores”, transcribe el sitio RT en Español.

(Imagen ilustrativa)

El asteroide fue detectado por los astrónomos brasileños del observatorio Sonear. Según el portal, durante su aproximación más cercana y en las horas de oscuridad, el 2019 OK habría sido visible con unos simples binoculares, pero los científicos no tuvieron tiempo para avisar al mundo sobre su aproximación, pues no pudieron rastrearlo hasta este miércoles. 

El objeto tiene una órbita elíptica y una trayectoria que atraviesa el cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter y luego pasa por dentro de las órbitas de la Tierra y Venus.

Dejá tu Comentario !