Pareja de docentes se vio afectada por una falsa acusación de hurto

POSADAS. El abogado de una pareja de docentes que se vio afectada por una falsa acusación de hurto y también por aparente abuso de autoridad de parte de la policía, brindó detalles a un medio radial de lo que habría ocurrido tras una denuncia realizada por una firma comercial.Indicó que la mujer arribó a una reconocida pinturería y allí fue retenida bajo la sospecha de que había sustraído un teléfono celular. A pesar de haberse puesto a disposición, tanto ella como su pareja fueron detenidos sin pruebas al respecto”, da cuenta el portal Misiones Online.

(Imagen ilustrativa)

El hecho se registró en horas de la tarde, a las 17 horas aproximadamente, y se extendió hasta altas horas de la noche luego de que la acusada y su marido fueran trasladados hasta la comisaría. En ese lapso de tiempo, la mujer sufrió de una descompensación y pidió ser trasladada hasta un nosocomio debido a que recientemente fue operada y su capacidad motriz se veía limitada.

“Hay una falsa acusación realizada por el empleado de una reconocida firma. A raíz de esto y a pesar de que mi clienta se mostró a disposición, deciden cerrar las puertas del local y retenerla hasta llamar a personal policial”, manifestó el letrado vía comunicación con FM Show. En el lugar inclusive, añadió, la docente pidió que se llamara al teléfono en cuestión para verificar si se activaba la llamada pero se negaron a realizar este chequeo.

“El esposo de mi clienta, que estaba afuera, se dio cuenta de que su mujer había quedado retenida dentro del local y solicitó que personal femenino de la policía le realice un cacheo pero le dijeron que eso debían hacerlo en la comisaría”, manifestó. Ambos involucrados son personas de entre 50 y 60 años de edad y el letrado anticipó que se comunicará con el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, para buscar la forma de resarcir lo sucedido.

“Siendo las diez de la noche, la señora se encontraba con un pico de presión. Pidió que la llevaran hasta el sanatorio Boratti pero se negaron y la acercaron hasta el Hospital. Después de esperar una hora, la trasladan a la comisaría de la Mujer y allí deciden llevarla hasta el sanatorio solicitado”, agregó. Benítez ratificó que la policía no puede tener este tipo de trato para con las personas y recalcó que con un simple cacheo en el lugar ya se habría solucionado rápidamente.

Una vez finalizada la etapa de investigación, el letrado aseguró que la docente acusada hablará al respecto. Actualmente y por todo lo suscitado, continúa afectada y se encuentra en recuperación.

(Fuente: Misiones Online)

Dejá tu Comentario !