No aflojan los problemas en el servicio de agua potable de la Coscal.

(Imagen Ilustrativa)

Semanas al límite por la falta total de agua corriente o expuestas a un suministro escaso cuya presión no alcanzaba para satisfacer las necesidades básicas, familias de diferentes barrios de la localidad, habían hecho escuchar sus reclamos en los que la bronca y la desesperación fueron de la mano, hasta que un anuncio dio esperanzas.

Desde ayer, y cuando a través de un medio local, propiedad del Intendente, se dio a conocer que el suministro de agua se iria normalizando con la puesta en marcha de la nueva toma, los vecinos permanecían “al acecho” de las canillas para capturar el líquido que pueda aparecer. Pero hoy, nuevamente se presentó otro problema: rotura de un caño.

El agua que hoy salia de las canillas era de este color, según vecinos que hicieron llegar fotos a la redacción.

Se supo que reventó un caño, debido a que se cargó en demasía el tanque nuevo del barrio Santa Cecilia.

Agua y barro…¿cuándo será potable?.

Se espera una pronta solución, debido a que muchas familias podrían seguir padeciendo estas penurias, y en medio de un sofocante calor que va en armonía inquietante con los sucesivos cortes de luz.

 

Dejá tu Comentario !