Madre denunció en Posadas que su beba ingirió cocaína mientras jugaba en la vereda y ahora la niña lucha por su vida

El insólito caso fue denunciado anoche cuando una joven tuvo que llevar de urgencia a su pequeña hija de 11 meses luego de que notara que había tragado un “polvo” blanco mientras gateaba por la vereda frente a su casa. La mujer sospecha que sea droga, ya que es una zona donde argumenta que hay muchas personas que consumen o transitan con estupefacientes. Sucedió en la chacra 130 de Posadas y el Juzgado de Instrucción 7 intervino y dispuso que se reciba la denuncia de la madre y tras los estudios realizados, se comprobó que efectivamente era cocaína la sustancia consumida y ahora la menor corre riesgo de perder la vida.

El extraño caso fue conocido en las últimas horas y ocurrió según una joven madre cerca de las 22 del sábado. Una muchacha de 23 años tuvo que llevar de urgencia al hospital a su beba de 11 meses luego que notara que mientras estaba jugando en la vereda, gateando precisamente, había metido en la boca un polvo blanco e inmediatamente comenzó a convulsionar. Fue al hospital René Favaloro primero y luego derivada al hospital de Pediatría de Posadas.

Desde el nosocomio dieron aviso a la Policía que llegó hasta el lugar y recibió la denuncia de la mujer ya que la misma sospecha que lo que “comió” su hija es cocaína ya que en la zona donde viven, la chacra 130, es frecuente que transiten personas con estupefacientes y pudo haber quedado un resto en el piso y fue lo que le ocasionó el mal a su niña.

La menor quedó internada en el nosocomio a la espera de su evolución. El juez que interviene en la causa, Carlos Giménez, del Juzgado de Instrucción N°7 de la capital misionera, dispuso que se investigue el caso y se notifique la evolución de la pequeña.

En ese marco, personal policial fue hasta el lugar y secuestró un envoltorio con restos de polvo blanco hallado por la madre de la menor fuera del inmueble. La misma será sometida a estudios para comprobar la versión de la denunciante pero en principio, el análisis de orina a la que fue sometida la beba arrojó como resultado que había ingerido clorhidrato de cocaína.

El estado de la pequeña según el último informo policial es grave y permanece internada con riesgo de muerte en el nosocomio capitalino. Es asistida por un respirador artificial y su pronóstico es reservado.

fuente: Misiones Online

Dejá tu Comentario !