Macri se evaluó y le puso un 8 a su primer año de gestión

Macri le puso un 8 a su primer año de gestión

El presidente Mauricio Macri consideró “importante” que el oficialismo gane las elecciones del año próximo “no por una cuestión deportiva, sino porque va a fortalecer la idea del cambio”, y remarcó que “la lucha contra la inflación ha sido tal vez el mayor éxito” que tuvo el Gobierno.
Así lo manifestó el jefe de Estado en una entrevista concedida al diario platense El Día, que se publica hoy, donde además sostuvo que la reforma electoral que impulsa la Casa Rosada y que fue frenada por la oposición en el Congreso “es algo no negociable” y “va a salir, porque 20 de 24 gobernadores están a favor”, al tiempo que sostuvo que la boleta electrónica “podría estar parcialmente aplicada en 2017”.
Asimismo, consultado sobre qué puntaje le pondría a esta primera etapa de gestión, Macri dijo que le “pondría un 8”.
“Hoy se convive, la gente está más tranquila, tenemos foros de todo tipo, todo el mundo se expresa, escuchamos a todos, dialogamos con todos, ustedes se expresan con absoluta libertad; el mundo nos abre las puertas, nos visita, nos invita a participar”, enumeró el mandatario a la hora de autoevaluarse.
También remarcó que “siempre se puede mejorar. Si hay una curva de aprendizaje significa que podemos mejorar. Y estamos mejorando todos los días”, y justificó que eso se puede lograr ya que “este gobierno está formado por gente capaz, con buena madera, honesta y con las mejores intenciones”.
“Eso es lo que está en la cancha. Y eso no pasaba en la Argentina desde hace muchas décadas. Es gente que además intenta generar un espacio de convivencia y de trabajo en equipo”, agregó.
En otro tramo del reportaje y ante la consulta de si piensa en otros cuatro años de mandato, Macri aseveró que “sé que un cambio cultural como este va a llevar mucho más que ocho años”.
No obstante, si bien remarcó que “tengo que estar abierto a pensar que voy a tener que llevar esta responsabilidad más adelante”, aclaró que “no es lo que en este momento me desvela”.
“Ni se me ocurre pensar siquiera en la elección de 2017. Mi día se debate en solucionar conflictos, en remover trabas, sobre todo eso: remover trabas para que los argentinos se puedan desarrollar. La apuesta acá es que la Argentina no va a salir adelante por la genialidad de un Presidente o de su gobierno; la Argentina sale adelante por el crecimiento de cada argentino, por el pequeño granito de arena que cada argentino va a poner; ese es el crecimiento de un país”, aseveró de inmediato el jefe de Estado.
De todas formas, ante la pregunta de si considerada “cruciales” para el Gobierno las elecciones del año que viene respondió que “sí, claro que sí”, y argumentó que “es muy importante que ganemos, no por una cuestión deportiva, sino porque va a fortalecer la idea del cambio”.
En ese marco, Macri evaluó “como positivo este año de transición”, aunque aclaró: “Sé que ha sido duro, ha sido duro para muchos argentinos, pero esto recién comienza. El cambio cultural se tiene que profundizar, se tiene que acelerar. Y para eso necesitamos más apoyo de la gente”.
Asimismo, el jefe de Estado lanzó un mensaje a “aquellos que desde la prepotencia se resisten al cambio” y aseveró que “aquellos que quieren conservar en forma mafiosa su espacio de poder, tienen que saber que esta no es una decisión de un gobierno, es de la mayoría de los argentinos, que queremos progresar, y entendemos que el progreso viene de que las cosas estén arriba de la mesa, desde el respeto y la verdad, y no de esconder”.
Por otra parte, el mandatario señaló que “la lucha contra la inflación ha sido tal vez el mayor éxito que hemos tenido”.
“Yo dije a principios de año: en el segundo semestre va a bajar drásticamente la inflación. La mayoría de ustedes me decía que era imposible… Esto ya no para más, decían. Y hoy estamos en un promedio de 1,5 por ciento mensual, que todavía está lejos de donde debemos llegar, que es a una inflación de un dígito anual, pero ha sido un salto de escalón positivo”, afirmó.
Sin embargo, el jefe de Estado admitió que “con las tarifas, claramente, sí pudimos haberlo instrumentado mejor. Pero ahí también quiero rescatar el enorme apoyo de la gente. Y me refiero, sobre todo, a los que viven en el área metropolitana, porque en el interior pagan tarifas más altas desde hace ya muchos años. Y acá el 83 por ciento de la gente pagó su boleta, aún costándole”.
En ese sentido, agregó que “este es el compromiso: acercarnos a pagar lo que vale la energía, porque sin energía un país no crece, sin energía no tenemos futuro. Y entre tantas cosas que el gobierno anterior nos quitó, en términos de futuro, fue haber dilapidado las reservas energéticas de este país”.

Dejá tu Comentario !