Los 10 errores más insólitos de la serie de Luis Miguel

En medio del éxito de la bioserie de Luis Miguel, se multiplicaron los debates sobre algunos datos erróneos o descuidos en la realización. ¡Mirá!

El éxito abrumador de la serie de Luis Miguel no deja de sorprender. Pero tras la emisión del último capítulo en la plataforma ondemand de Netflix, crecieron los debates entre fans y conocedores de la biografía del “Sol de México”.

En este sentido, son varios los errores, omisiones y descuidos que se produjeron en la serie:

1- En el último episodio se muestra la agonía de Luisito Rey, el malvado padre de popular cantante, rodeado de su familia. Sin embargo, en la realidad pasó solo sus últimos días, entubado y casi imposibilitado para hablar.

2- Antes de su muerte, Luisito Rey estuvo un hospital en las afueras de Barcelona y no en Madrid, como lo relata la historia.

3- Este error fue grosero y uno de los más comentado en las redes sociales. Cuando Luis Miguel iba al colegio, le estaban enseñando las tablas, y en el pizarrón se pudo leer que escribieron “7×1=1”, en lugar de 7×1=7.

4- El joven cantante que lo interpreta en la tira suele tomar el micrófono con la mano izquierda, y esto no podría haber sucedido con tanta frecuente, ya que el puertorriqueño es diestro.

5- En la discusión final, cuando Micky discute con su padre por los manejos turbios que había tenido con su carrera se muestra la escena en la casa de la abuela paterna. Sin embargo, el biógrafo de Luis Miguel, el periodista Javier León Herrera, señaló que habría tenido lugar en un hotel de la capital española.

También podés leer: Julieta Ortega, amiga de la ex de Luis Miguel, contó detalles: “Muy triste todo”

6- En la filmación, cometieron un pecado de continuidad. En el sexto capítulo, cuando el artista come con sus tíos y su padre, tiene en algunos planos una servilleta en el cuello de su camisa, pero en otros planos no. Por eso, en las redes sociales muchos usuarios bromearon al llamarla: “La misteriosa servilleta que aparece y desaparece”.

7-  Otro descuido se centra en el cantante y compositor Armando Manzanero, quien negó haber dicho -como aparece en la ficción- que los boleros no le iban a gustar al público de Luis Miguel.

8- El cadete Tello, que aparece en la sexta entrega de la serie y acompaña al cantante durante la grabación del videoclip de “La incondicional”, no es real. Los guionistas explicaron que Tello fue creado para darle algo de vitalidad a la ficción.

9- En el cuarto capítulo, se narra un accidente que termina con el auto adentro del mar. En ese momento, Luis Miguel tenía una carrera en ascenso pero a la vez crecía una vida de excesos. Luego de una noche de bebida y amigos, el cantante llevaba en el auto a un amigo y una fanática, llamada Fabiola. Nadie pudo comprobarlo.

Lo que sí consiguió en 2013 la prensa fue un testimonio de uno de los amigos más cercanos, el Burro Van Rankin, quien ante la pregunta, contestó: “Sí, en la casa de Miguel Alemán Magnani. Bueno, yo no fui; iba manejando él”.

10- En una de las primeras entregas, se muestra a Micky disfrutando del juego “Me caso, lo mato o me acuesto” en una de sus lujosas mansiones. Y este es un entretenimiento es difundido hoy en día por youtubers, pero que no existía en la década de los 80.

¿Los habías reconocido? ¿Qué te parecieron?

Fuente: Infobae. Agustina Larrea.

Dejá tu Comentario !