Joven denunció que fue secuestrada y violada en un vehículo en movimiento

Una joven estudiante de 18 años denunció que fue secuestrada y violada por dos sujetos que se movilizaban en un auto con patente paraguaya. El hecho ocurrió  a plena luz del día en Garupá -la abandonaron en Posadas – y hasta el cierre de esta edición la Policía de Misiones buscaba a los responsables. 
Según declaró la víctima ante las autoridades policiales la violenta secuencia empezó cerca de las 10.40, cuando caminaba por la colectora Leonardo Fabio, entre Uruguaí y El Alcázar. Dijo que se dirigía a su casa luego de visitar a su abuela y que en ese lugar vio estacionada una camioneta Renault Duster con dominio extranjero. 

Agregó que cuando pasaba por al lado del automóvil, de forma imprevista, se abrió la puerta trasera, un hombre la agarró del brazo y la introdujo dentro. Todo ocurrió en un instante, no hubo tiempo de reaccionar y cuando se dio cuenta otro sujeto encendió la camioneta y empezó a circular. 

Siempre según la denuncia, en primera instancia el desconocido que la metió en el auto quiso darle una pastilla, aunque no logró su cometido debido a que cayó y se perdió en la alfombra. Sin embargo, eso no fue impedimento para que los depravados concretarán su perverso plan. 

La joven, sin mucho margen de maniobra fue inmovilizada ya que el agresor logró acostarla e inmovilizarla apoyando sus rodillas sobre sus manos. En ese momento la accedió carnalmente, todo mientras el vehículo seguía circulando y nadie podía oír – y mucho menos acudir – sus gritos pidiendo ayuda. La denunciante cree que todo transcurrió en más o menos 10 minutos, aunque no pudo dar más precisiones por su estado de nerviosismo. 

Ante el llanto y los gritos de la joven, el conductor habría dicho “no se calla nunca, me tiene podrido”, lo que dio el pie a que fuera liberada. El auto se detuvo y el violador  abrió nuevamente la puerta y la empujó hacia afuera. Luego se dio cuenta que estaba detrás de la Brigada de Canes, que queda sobre la diagonal 45 y la colectora de la ruta nacional 12. 

La víctima cruzó la arteria nacional hasta una parada de colectivos, donde una señora le dio dinero para que pueda tomar un colectivo urbano hasta la Terminal de Transferencia que está en Miguel Lanús. Allí se acercó a personal policial femenino y le contó lo que había padecido. 

La joven fue asistida y llevada a la Comisaría de la Mujer de Fátima, donde detalló lo ocurrido hasta horas de la noche, siendo asistida por un equipo interdisciplinario. Personal médico del Poder Judicial y la fuerza provincial realizaron los estudios de rigor y le dieron el kit para casos de violación. También incautaron sus prendas de vestir. 

Se le pidió que aporte datos sobre la características de los agresores para la confección de un identikit. Paralelamente efectivos iniciaron un rastrillajes por los lugares señalados y la labor principal consistía en relevar todas las cámaras de seguridad posibles, de  la vía pública y de comercios o casas. 
Interviene el Juzgado de Instrucción Tres de Posadas, a cargo del juez Fernando Verón.

Dejá tu Comentario !