Cuatro aduaneros detenidos bajo sospechas de cobrar coimas y dejar pasar contrabando

Dos cayeron en Posadas, uno en Puerto Rico y otro en Irigoyen. Creen que formaban una organización que operaba en el puente con Encarnación. Hubo allanamientos en el viaducto, en el edificio de la AFIP y en distintos “búnkers”.

A simple vista, no eran más que uniformados cumpliendo con las guardias en el puente internacional. Sin embargo, los efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) que llegaron este martes por la mañana al viaducto no buscaban contrabando, sino a los encargados de frenarlo.

 

Cuatro agentes de la Aduana fueron detenidos en un procedimiento de esa fuerza, bajo sospechas de cobrar coimas a “paseros” para dejarlos ingresar al país mercadería de todo tipo y valor sin aval aduanero.

La sorpresa para propios y ajenos no solo ocupó lugar en la cabecera argentina del paso con Paraguay, sino también en la propia sede de AFIP/Aduana, en pleno microcentro posadeño, donde se llevó a cabo un allanamiento vinculado a la investigación, según pudo saber PRIMERA?EDICIÓN.

El trabajo de los detectives se extendió a distintos puntos de la capital provincial, entre ellos viviendas de los aduaneros involucrados y “búnkers” o galpones de almacenamiento que serían de los contrabandistas, donde se incautaron productos de la más variada gama.

Pese a la repercusión social que tuvo el procedimiento, que se extendió a cada rincón de la provincia mediante las redes sociales y alcanzó repercusión nacional a través de los medios, hasta última hora del martes lamentablemente no existía un solo comunicado oficial por parte de las autoridades, pero sí una innumerable cantidad de teorías, versiones y rumores ante el llamativo y absoluto silencio.

En ese sentido, si bien en un momento los procedimientos se vincularon a la reciente denuncia mediática del abogado porteño Santiago?Dupuy De Lome sobre una “mafia” enquistada en los controles aduaneros del puente Posadas-Encarnación, aquella presentación no guardaría relación directa con el operativo.

La causa está en manos de la magistrada María Verónica Skanata, titular del Juzgado Federal de Posadas.?En principio, los allanamientos y detenciones serían el resultado de una investigación que se inició a fines de agosto del año pasado.

Una organización
Fuentes del caso contaron que los allanamientos se produjeron en simultáneo unos pocos minutos después de las 8. No tardaron en tomar trascendencia, en virtud de que fueron realizados en el puente internacional, en el edificio de la AFIP, emplazado sobre Colón y?Santa Fe, y en varios domicilios particulares y “búnkers”, entre ellos, uno ubicado sobre avenida Mitre y Máximo Paz, donde se secuestraron desde neumáticos hasta cigarrillos de contrabando. En la escena fue supeditad a una causa un ciudadano paraguayo.

En ese marco, fueron efectivos de PFA llegados desde Buenos Aires, con colaboración de sus pares de la Delegación?Posadas, quienes procedieron a la detención de tres aduaneros con actual prestación de servicios en el cruce internacional. No obstante, con el transcurrir de la jornada, uno de ellos fue liberado y supeditado a la causa.

A esos dos detenidos se les sumaron -casi al mismo tiempo- un agente de la Aduana que actualmente se desempeñaba en Puerto Rico, en el límite fluvial con Puerto Triunfo (Paraguay), y otro con actual destino en Bernardo de Irigoyen, en la frontera seca con Brasil. Además, habría al menos tres “paseros”?paraguayos supeditados a la causa.

Por lo pronto, PRIMERA?EDICIÓN pudo saber que en un principio la orden de detención era para seis agentes de la Aduana, razón por la que se presume la existencia de un prófugo. No obstante, en la carpeta de la Justicia habría una decena de aduaneros bajo la lupa.

La principal sospecha de las autoridades apunta a que los aduaneros involucrados conformaban una organización que se dedicaba a cobrar coimas a los denominados “paseros” para dejarlos ingresar al país mercadería sin aval. Por esa misma razón es que, a la par de la investigación penal, AFIP/Aduana lleva adelante un sumario interno sobre los sospechosos detenidos.

Por lo pronto, los cuatro apresados permanecen alojados en la Delegación?Posadas de PFA?y en las próximas horas serán trasladados para declaración indagatoria. En principio, la carátula de la causa sería la de “asociación ilícita, exacciones ilegales, favorecimiento y facilitación al contrabando, y participación en ese delito”, todo agravado por la calidad de funcionarios públicos de los involucrados.

Sobre el delito de “asociación ilícita”, el mismo apunta a la existencia de una organización con persistencia en el tiempo y objetivos en común; sobre la “exacción”, en tanto, la misma tiene que ver con “exigir multas deudas o impuestos en nombre del Estado”.

Al respecto, las fuentes confiaron que en el expediente que se tramita desde el año pasado existirían escuchas telefónicas que argumentarían las detenciones de los cuatro aduaneros. Todo es por el momento materia de investigación.

 

Dejá tu Comentario !