Concejos deliberantes se apuran al análisis de los balances municipales 2018

Antes del 31 de mayo, todos los municipios deben remitir al Tribunal de Cuentas provincial las rendiciones del ejercicio anterior. De no cumplir con este requerimiento, pueden ser sancionados.

Los Concejos Deliberantes de Misiones se aprestan al tratamiento y análisis de los balances anuales municipales que deben ser rendidos antes del 31 de mayo ante el Tribunal de Cuentas provincial.

Es que el artículo 40 de la Ley I Nº 3 del Tribunal de Cuentas establece que “cada intendente municipal presenta al respectivo Concejo Deliberante, antes del 30 de marzo de cada año, la rendición de cuentas de la Comuna, correspondiendo a dicho Concejo remitirla al Tribunal de Cuentas, en la forma y condiciones que este reglamenta, antes del 31 de mayo siguiente”.

Por la norma, además, el órgano tiene la facultad de aplicar un cargo pecuniario al intendente y a los responsables que tenga el Municipio (ya sea tesorero o contador) en caso de no cumplir con este requerimiento.

En Oberá ya se aprobó la rendición de cuentas el 7 de mayo y en Leandro N. Alem se hizo la lectura, en audiencia pública, el pasado lunes. Faltantes en San Vicente, deudas millonarias en El Soberbio y superávit en Apóstoles y Eldorado son algunas de las situaciones que se reflejan en sus respectivas documentaciones.

“Rojo” municipal

En el actual contexto de crisis, caída del poder adquisitivo e inflación, en muchos casos los municipios se vieron obligados a reajustar partidas, lo que en algunos casos generaron faltantes. Esto ocurrió en San Vicente, donde el balance 2018 registró un “rojo” de $4 millones.

El presupuesto inicial para 2018 era de $173.548.000, de los cuales se ejecutaron $145 millones, lo que representa el 83% de lo estimado. Es que el Municipio sanvicentino tuvo un ingreso de $136.750.000 durante el año pasado, lo que dejó una deuda flotante de unos $7.295.000. Sin embargo, en la cuenta del Estado Financiero del Balance 2018 figura una deuda consolidada por $4.096.000.

A pesar de estas incongruencias, el pasado 29 de abril, durante una sesión especial, el Concejo de San Vicente dio el visto bueno a la rendición que presentó el Ejecutivo municipal y que ya fue girada al Tribunal de Cuentas para ser evaluada. Los ediles del Partido Agrario y Social (PAyS) votaron contra la aprobación del cálculo económico, pero los demás pares (de la renovación y Cambiemos) dieron su voto positivo.

Del informe, al cual pudo acceder PRIMERA EDICIÓN, se desprenden números llamativos como el 37% del presupuesto municipal que se gasta en sueldos del personal, mientras que para obras públicas sólo se destina el 8,67%. Por otra parte, los bienes de consumo son la segunda erogación que más gasto registró, alcanzando el 25% de los fondos municipales. Servicios, en tanto, se lleva casi un 10% de las partidas y bienes capitales un 7%.

Se desprende, además, que el 69% del ingreso de dinero en la Capital Nacional de la Madera proviene de la coparticipación, esto es, unos $95.100.000; la recaudación, por su parte, aportó un 25% de los fondos, es decir, unos $35 millones.

Asimismo, el Concejo Deliberante gastó casi un 5% del presupuesto general municipal ($7 millones) y la Defensoría del Pueblo recibió el 0,40% ($89 mil) durante 2018.

Deudas

En El Soberbio, el Concejo Deliberante aprobó el Balance 2018 en la última sesión celebrada hasta ahora. “El Ejecutivo ya presentó la remisión al Tribunal hace dos meses y la misma se elevó al Concejo para que sea aprobada por los ediles”, explicó a este Diario el tesorero municipal, Ireneo Rodríguez.

En materia de números, contó que durante 2018 “se gastó todo lo que manejaron en recaudación propia. Se tuvo muy en cuenta el porcentaje que nos aconsejó Provincia y Nación, la deuda actual del Municipio es sólo corriente”, asestó.

Sin embargo, reveló que poseen una deuda heredada de la gestión anterior, de la cual se pagaron más de $15 millones. “Tuvimos que hacer un convenio de pago por ocho años con el Instituto de Previsión Social (IPS) debido a que el Municipio no había abonado desde el año 2000 los aportes jubilatorios y la obra social de los empleados, por eso hicimos un convenio y comenzamos a pagar lo que corresponde. Gracias a eso hoy tenemos personal jubilado”, manifestó.

Explicó que “la mayor partida presupuestaria se destina al parque vial. Hoy en día el Municipio no pide combustible a los colonos para realizar mantenimiento de caminos, como sí lo hacía antes”, explicó.

Reveló también que la segunda área con mayor gasto es Deporte y Acción Social. “Tenemos 16 ligas funcionando a nivel municipal y la Comuna colabora con los elementos necesarios, indumentaria y transporte”, aclaró.

Y señaló que “el 70% de los recursos de la localidad proviene de la coparticipación y el 30% restante de la recaudación propia”.

“Se reestructuró toda la administración, se hizo un ajuste y hoy la tributaria de El Soberbio sirve de ejemplo para muchos, porque se hacen moratorias, se condona a los deudores y el beneficio lo tiene el contribuyente que abona al día”, enfatizó.

Superávit

En Eldorado, el Balance Municipal 2018 ya comenzó a ser analizado en el ámbito del Concejo, donde el pasado miércoles 15 recibieron al secretario de Hacienda, Sebastián Cafetti, y a su equipo para recibir detalles del gasto. El cálculo arroja un superávit de $1.650.000. “El rol fundamental es la recaudación propia”, manifestó Cafetti.

Con un año complicado, uno de los puntos que se destacaron fue que para el cálculo del presupuesto original se había estimado una inflación de entre un 17 y 23%, cuando esta terminó siendo de un 48% durante el ejercicio 2018, la más alta en los últimos 28 años.

El presidente del Concejo, Jorge López, señaló a este Diario que a pesar de este panorama desalentador “en Misiones hay tres o cuatro municipios que tienen superávit y Eldorado es uno de ellos”.

“Uno por ahí piensa que $1.600.000 es mucha plata, pero para un presupuesto como el de Eldorado, con un monto total de $400 millones, no es nada. Hay municipios que están con pérdidas, por ende, este superávit habla del buen manejo del intendente (Norberto Aguirre) y de la experiencia que tiene por haber pasado en épocas muy difíciles como en el 2000 y 2001, cuando ya era alcalde”, enfatizó.

López espera que “el balance sea aprobado sin problema. Tenemos pendiente una nueva reunión la semana que viene para terminar de cerrar las dudas con los asesores legales; de no mediar mayores problemas, estaríamos haciendo una sesión especial el miércoles 29 y la aprobación del acta sería el 30 en la sesión ordinaria”, detalló.

De igual manera, en Leandro N. Alem también ingresó al Concejo el Balance 2018 y el lunes 21 se llevó a cabo la audiencia pública para su lectura. “Seguramente se aprobará en los términos que establece el Tribunal de Cuentas”, apuntó el concejal Ricardo Andersen, de UCR-Cambiemos.

En este sentido, observó que “hubo muchas partidas presupuestarias que no se usaron porque se realizaron varias reasignaciones. Hay algunas cuestiones que no vamos a acompañar”, anticipó el edil.

Aprobados

Luego de un par de semanas de análisis de los documentos contables del Municipio, el Concejo Deliberante de Apóstoles aprobó el Balance 2018, que arrojó un superávit de $9 millones.

Fue en la sesión del jueves en el recinto. “Luego de reuniones con el secretario de Hacienda del municipio, contadores y administrativos, se pudo saber que del total presupuestado, $262 millones, se llegó a ejecutar un 80% de lo estimado, por ende quedaron a disposición alrededor de $9 millones”, expresó el presidente del Deliberativo, Fabián Skuarek.

Por su parte, el edil Gastón Caballero se mostró conforme con lo presentado: “Hoy la Municipalidad de Apóstoles presenta un superávit entre proveedores y las arcas del Banco”, confirmó.

A la vez, desde el bloque justicialista, Juan Manuel Ortíz detalló que “hay superávit de $3 millones en plazo fijo, más de $9 millones en caja y bancos disponibles para el movimiento municipal. Es importante este monto porque, si viene menos coparticipación, este dinero puede ser usado en épocas difíciles o para combustible”, apreció.

Aclaró que “hay una deuda de $6 millones, que se va pagando a los proveedores con contratos, actividades y publicidad en medios”.

Paralelamente, en Oberá el Deliberante aprobó la rendición de cuentas anual de la Municipalidad, correspondiente al año 2018. Fue durante la décima sesión ordinaria, desarrollada el martes 7 de mayo. En esa oportunidad, el expediente fue analizado en una reunión de comisión de todos los ediles, quienes elaboraron el dictamen oportuno.

“Este cuerpo, a través de su asesor contable, ha efectuado el correspondiente análisis de la documentación obrante en el expediente de referencia y de ello surge que estas se ajustan a lo que establece la Ley de Contabilidad de la Provincia y reglamentaciones vigentes en la materia”, expresó el dictamen.

Definiciones en Posadas

En la reunión ordinaria de la comisión de Hacienda y Presupuesto del Concejo Deliberante de Posadas, que tuvo lugar el miércoles 8, el Ejecutivo municipal rindió cuentas debido a que a fin de mes vence el plazo para entregar el balance.

Por parte del Ejecutivo estuvieron presentes funcionarios de las secretarías de Hacienda y de Finanzas, quienes mostraron en qué se gastó lo que corresponde al Presupuesto 2018.

El edil Manuel Sánchez, del Frente Renovador, expuso a PRIMERA EDICIÓN que “desde el Ejecutivo explicaron cómo fue la evolución del Presupuesto municipal, es decir, cuánto dinero ingresó, cuánto se gastó y en qué. Además, se mostró cuánto corresponde a la recaudación propia y a la coparticipación”.

El posible tratamiento en sesión plenaria sería el próximo 6 de junio, después de las elecciones en Misiones, para lo cual los ediles deben pedir una prórroga al Tribunal de Cuentas provincial.

fuente: Priemra Edicion

Dejá tu Comentario !