Captura en Posadas: De ladrón a femicida, la historia del prófugo español

Contaba con antecedentes pesados. Ladrón, estafador y su último delito, un crimen. Un femicidio, tras lo cual abandonó su país y buscó refugio en Sudamérica. Su carrera como militar, como legionario, lo posicionaba también como un hombre preparado para el combate y el uso de distintas armas. Pero terminó siendo apresado cuando estaba en un local de comida, frente a la Terminal de Ómnibus de Posadas.

José Luis Gallego Sánchez. | Foto: Gentileza Diario El Mundo de España


La Policía Federal de Posadas lo capturó, con la ayuda de la Interpol, al ex militar español durante el pasado fin de semana en una parrilla ubicada por la avenida Santa Catalina, frente a la Terminal de Ómnibus, de acuerdo a lo comunicado por la PFA durante el pasado día domingo.
El destacado procedimiento, horas después, también fue considerado como un gran operativo por el Ministerio de Seguridad de la Nación. El fugitivo, José Luis Gallego Sánchez, de 40 años,  según el Ministerio de Seguridad, tenía orden de captura internacional y es un ex integrante de la Legión, una fuerza militar de la primera línea de combate.
“Tatuado y violento. Así lo definían sus cercanos. El ex militar español está acusado de haber asesinado de varias cuchilladas a su pareja y había huido de su país. En un gran operativo de Interpol y en conjunto con funcionarios de la Guardia Civil española, detuvimos en Posadas al prófugo, a solicitud de autoridades judiciales del Reino de España”, se detalló desde la cartera nacional.
El crimen por parte de José Luis Gallego Sánchez habría sucedido  el 2 de septiembre de 2018 en el domicilio que ambos compartían en la ciudad de Castellón, España.
Su búsquedaPrecisamente, casi dos semanas después, el Diario El Mundo de España, publicó el caso de quien meses después caería nada menos que en la capital misionera.
“Ya hay una orden internacional de búsqueda y captura para el sospechoso de la muerte de Eva B., la joven de Borriol que fue hallada muerta hace una semana. Fuentes de la investigación consultadas han confirmado, que además de controlarse aeropuertos y puertos españoles, así como el territorio nacional para su localización, el Ministerio del Interior ya ha tramitado a Interpol la búsqueda del ex legionario.De esta manera, las redes de seguimiento de su identidad se amplían a otros países tanto de Europa como del resto del mundo por si el sospechoso hubiese aprovechado el tiempo que tuvo entre el presunto crimen y el hallazgo del cadáver para abandonar España. De momento, nada más se sabe de J. L. G. S., de 40 años, que se ha convertido en el principal sospechoso de una muerte considerada como violencia machista”, detalla el documento periodístico fechado en la ciudad de Castellón.
Las autoridades españolas hallaron el cuerpo sin vida de Eva Bou Flor, el que presentaba profundas heridas cortantes provocadas por un arma blanca, de tal magnitud y gravedad que terminaron por ocasionar su muerte.
La búsqueda en territorio argentino se inició cuando funcionarios de la División Investigación Federal de Fugitivos tomó conocimiento de la presencia en Argentina de un ciudadano español que había huido de ese país tras haber, al parecer, cometido un crimen violento.
Sus antecedentes“El presunto autor del asesinato, cuenta con antecedentes por atraco y estafa. Su ex mujer lo había denunciado y este hecho, junto a su desaparición repentina tras sacar dinero de la cuenta del banco y despedirse sin más explicaciones de su hijo, llevaron a los investigadores de la Guardia Civil a barajar la hipótesis de que se encuentran ante otro triste caso de violencia machista”, publicó el Diario El Mundo.
Según la misma fuente periodística, familiares de E.B. activaron las alarmas al llevar días sin tener noticias suyas. Fueron agentes de la Policía local de Borriol los que descubrieron el cuerpo sin vida al entrar en la casa de la calle San Bartolomé.
En Argentina, casi de inmediato, se abrió un mutuo, fluido y permanente intercambio informativo con los pares de la OCN-MADRID (INTERPOL ESPAÑA) y los investigadores de la Guardia Civil Española, estableciéndose que en efecto, Gallego Sánchez se trataba de un fugitivo de la justicia española, buscado por la comisión de un homicidio.
Los primeros pasos de la búsqueda permitieron establecer que el acusado de homicida había ingresado de manera legal a la Argentina en un vuelo comercial, ya que para ese momento, no se encontraba inserta la orden de detención en los sistemas informáticos de la organización. A su vez, se determinó que había estado alojado por tres días en un hotel de la ciudad de La Plata.
El intercambio y análisis informativo llevado adelante por las OCN-MADRID, la Guardia Civil Española y la OCN-BUENOS AIRES, fue determinante para arribar con éxito a la localización del prófugo, tras dos meses de inteligencia, en la ciudad de Posadas.
Así las cosas, y contando con el apoyo operativo de la Delegación Posadas de PFA, se diseñó un nutrido dispositivo de vigilancia en un lugar específico de la zona céntrica de esa ciudad, que según las conclusiones a las que se arribara a partir de la inteligencia desplegada, era frecuentado habitualmente por el prófugo.
Fue de esta manera que pudieron identificar el presunto asesino cuando intentaba ingresar a un comercio próximo a la avenida Santa Catalina 6027.

El Territorio

Dejá tu Comentario !