Bernardo de Irigoyen: Mujeres empoderadas de Campiñas reclaman agua para la escuela, caminos, puente y alumbrado público


BERNARDO DE IRIGOYEN. El Paraje  Campiñas  está ubicado en la localidad de Bernardo de Yrigoyen. En esa colonia alejada de la zona urbana,  un grupo de más de 30 mujeres se reunieron cansadas del abandono que sufren de parte de la Municipalidad de Irigoyen y el silencio de los reclamos que realizan al intendente  Guillermo Fernández (FR): No tienen caminos, ni agua potable; alumbrado público y hace seis meses que esperan la construcción de un puente por donde pasan los niños y niñas para ir a la escuela, y estando cerca el nuevo ciclo lectivo, siguen sin el puente, con el agravante de que abrieron un pozo que es peligroso para todos los chicos.

Motivadas por esta preocupación, convocaron al diputado del Partido Agrario y Social, Martín Sereno, en busca de una solución. “Nos reunimos en el edificio escolar con un grupo de madres muy preocupadas porque reclaman por sus necesidades desde hace mucho tiempo y no hay respuestas de las autoridades municipales, ni provinciales. El edificio de nivel secundario donde concurren más de 50 adolescentes, posee baños instalados, pozos con una torre, un tanque, y sin embargo no hay agua, a pesar de los reclamos”, relató el legislador que participó del encuentro junto al comunicador y militante político del PAyS, en Bernardo de Irigoyen, Ricardo “Lagrimita” Javier.


“Se olvidaron de nosotras”

Las mujeres están luchando especialmente por la problemática del agua potable. Hace mucho que esperan contar con ese servicio. “Tengo un hijo de 14 años que estudia en la única escuela secundaria que donde no hay agua, y además necesitamos un montón de cosas más, pero ahora la prioridad es el agua”, explicó Estela Leites, una de las madres de familia.

Reunión de mujeres jefas de familia del Paraje Campiñas.

El edificio tiene entre 10 y 15 años, y nunca tuvo agua potable. Cuenta con una torre que tiene siete y ocho años más o menos y nunca se usó, tampoco los baños por esa misma carencia.
A la hora de limpiar, el portero debe buscar agua de las viviendas de los pocos vecinos que cuentan con el vital líquido.

Hasta para beber los alumnos deben llevar su propia agua de donde pueden, porque es la escuela no hay. Existe un pozo que se hizo hace tres años más o menos y que nunca funcionó, y podría dar solución a todas estas familias. Consideran que las autoridades municipales se olvidaron de los habitantes de Campiñas, porque cada tanto se enteran que las máquinas entran a Dos Hermanas y a Bernardo de Irigoyen, entre otros pueblos, a solucionar el problema de los caminos, o de la energía eléctrica.


“No queremos más promesas vacías”

“Estamos cansadas, y es la primera vez en tantos años que decidimos juntarnos, y como conocemos el trabajo que hace el PAyS con las familias pobres, decidimos convocar a sus políticos, así llegó a nuestro Paraje, el diputado Martín Sereno.

Diputado Martín Sereno, en la reunión de Mujeres autoconvocadas.

Nunca hicimos un grupo para pelear por nuestros derechos; pero ahora estamos dispuestas a la lucha y vamos a hacer lo que sea necesario para conseguir soluciones”, remarcó Estela.

La mujer cuestionó que en tiempo de elecciones, todos los políticos visitan al Paraje a pedir votos con bolsas de mercaderías, chapas y algunas otras cosas, y movidos por la necesidad, las familias se conforman con eso. Pero ahora dijeron basta prebendas y palabras al viento. “No vamos a aceptar más promesas vacías, vamos a movilizarnos, porque no hay otra solución. En marzo empiezan las clases, y no sabemos como van a asistir los chicos a una escuela sin agua desde las siete a once de la mañana están sin baños, es un desastre”, se quejó.

Reclamo conjunto por sus derechos

Otra de las madres que participó de la reunión, Alejandra Díaz Doprado, manifestó que en este tiempo ven la necesidad de organizarse para reclamar en forma conjunta por sus derechos, básicamente por el agua, los caminos y el alumbrado público.

“El arreglo de los caminos principalmente, es una gran necesidad porque hay algunos chicos discapacitados, como en mi familia que tenemos un sobrino que es especial y concurre a la escuela. Pero cuando está feo el tiempo, o llueve ya no puede ir, porque no puede entrar el vehículo a buscarlo, y es un problema porque la escuela lo contiene, hace rehabilitación y a veces pasa una semana o más sin poder ir”.

Detalló que una vez, hace cuatro meses la Municipalidad envió máquinas; pero lo único que hizo es poner algunas piedras, y eso no es la solución porque cuando llueve, al no haber un relleno, un entoscado, el agua lava todo y se lleva las piedras. El camino es uno de los principales problemas y en Campiñas está muy abandonado. Vemos que en Dos Hermanas, los caminos están más arreglados, hacen cosas; pero en nuestro Paraje no pasa nada”, aseguró.

Más de 200 familias con carencias


Alejandra resaltó que en el lugar viven más de 200 familias, y está totalmente abandonado. Lamentó que en la escuela hace un año y medio no hay agua. “Es una   vergüenza una escuela sin agua. Estamos abandonados. Cada vez que reclamamos sólo recibimos promesas, promesas, o tareas inconclusas. Por eso dijimos basta; nos cansamos de estar esperando. La escuela no da abasto; los niños tienen que estudiar en el salón porque ya no hay lugar, las aulas están saturadas, y muchos chicos no pueden ir a estudiar a otro lado. No tienen baño, ni agua. Por ahí los grandes pueden aguantar, o ir a otro lado; pero para los niños y niñas es un gran problema. Está fea la cosa, por eso nos juntamos para luchar por los temas que nos preocupan y ver qué se puede cambiar”.

En coincidencia con sus compañeras, Alejandra reclama al intendente que se ocupe de lo que hace falta en Campiñas como caminos y agua para todas las familias. “No pedimos mucho; solo lo necesario. Por ejemplo, cuando nuestros hijos se enferman, y llueve, es imposible transitar con semejante barro; los vehículos no entran. Estamos  cansadas de la falta de administración; necesitamos que ponga alumbrados, porque los niños y niñas que van al colegio muy temprano; en el invierno a las seis y media está oscuro todavía, y los padres tenemos que acompañarlos a tomar el colectivo porque es peligroso”, indicó.

Mujeres solidarias y sororas

Las mujeres están decididas a enfrentar todas juntas, con sororidad y empoderadas,los problemas que aquejan a su Paraje desde hace tiempo. Paola Boschetti, cuestiona la falta de servicios básicos como agua, camino y alumbrado público.
“El año pasado empezaron a arreglar los caminos que llevan a la escuela, porque supuestamente entraría el transporte local para trasladar a los y las alumnas. Se comprometieron a construir un puente sobre en el arroyo Campiñas; pero lo único que hicieron es un pozo, y dejaron todo al aire libre. Abandonaron porque justo fue una época de lluvias; pero pasaron esos meses, no llovió más y nunca más apareció nadie. Quedó el pozo abierto, que cuando empiezan las clases será un peligro para los alumnos que van y vienen a la escuela. Solamente existe un puentecito precario para que crucen los chicos y tenemos miedo. Los días de lluvia se inunda el arroyo, el agua se estanca y los chicos que deben pasar por ese puente, corren el riesgo de resbalarse y caer”, dice.

Reunión de mujeres jefas de familia del Paraje Campiña.

Agrega que el año pasado Iban a construir el puente para que cruce el colectivo y evitar que los chicos no se arriesguen ni se ensucien cuando hay mucho barro.

“Pero hasta ahora no hicieron nada. En la entrada está el cartel de obra que indica que en seis meses estaría terminado el puente y en marzo se cumple ese plazo; y no vemos que nadie se esté moviendo. Hace más de cuatro meses que está todo parado, porque según el personal municipal van a venir a nuestro Paraje después de terminar el puente de Puerto Piray, porque explicaron que con los materiales que sobren arreglarían este puente. Los días de lluvia hay padres que no pueden mandar a los hijos a la escuela porque viven lejos, y es mucho barro, y cuando nos quejamos, mandan una máquina que en vez de arreglar, empeoran los caminos”, señaló la joven.

Organizadas para movilizarse hacia el Municipio

Están tan cansadas de la inacción municipal que van a esperar hasta el 8 de febrero, fecha en que prometieron arreglarlos caminos, y si no cumplen, están pensando en movilizarse.
Paola Boschetti remarcó que les dijeron que el viernes 8 de febrero, personal de la Comuna iría a arreglar los caminos. “Pero si no vienen, el lunes 11 algo vamos a tener que hacer, porque si no nos escuchan, vamos a ir a protestar a la Municipalidad y exigir que el intendente Guillermo Fernández nos atienda. Es desesperante el tema. Acá hay madres que tienen chicos discapacitados, que cuando van a buscar los chicos a la casa, no pueden ingresar por las desastroso estado de los caminos.Queremos pedir al intendente que nos ayude y nos apoye. También por el tema de la escuela que tiene un pozo perforado, hay una bomba quemada, pero nadie se mueve a pesar de los reclamos que hizo la directora. 

Fernández pone como excusa que él no puede tocar la bomba porque es de una empresa provincial, pero por lo menos que haga gestiones para que tengamos agua!. Hace un año y medio la escuela espera el agua. El portero tiene que acarrear agua de otro pozo, que hicieron los padres. Es un pozo natural, y ahí ellos ponen una bomba chiquita en un tanque que está dentro de una sala que antes era una cocina, pero también hay que decir que ya no funciona el comedor. Los padres ponen la bomba, y de ahí el portero saca con baldes el agua para limpiar los baños y las aulas. Necesitamos una solución porque falta poco para el inicio de las clases, y la escuela sigue sin agua”.

Pidió que el intendente llegue hasta el poblado y compruebe la situación de la escuela, de los caminos con sus propios ojos. “Le pedimos que camine por esos caminos, y vea lo que tenemos que sufrir para trasladar a nuestros hijos, y nosotros mismos cuando debemos salir para a hacer trámites. Que venga Fernández y se embarre y comparta el sufrimiento de la gente. Él está ahí porque lo votamos, entonces que se haga cargo de la situación y nos ayude con soluciones concretas para la escuela, y nuestro salón comunitario.
Nosotras empezamos a organizarnos, y queremos ver si al menos ahora este año hacemos algo por nuestro Paraje, porque Dos Hermanas e Yrigoyen crecen, y a Campiñas  se le esconde”, lamentó.

Chicos con discapacidad

Todos los testimonios de las familias son coincidentes en cuanto a las carencias y falta de respuesta de las autoridades. Mariela Ribeiro Antúnez, también integra este grupo harta del desinterés, del abandono, de las mentiras y de las promesas. Ella tiene un hijo con discapacidad que necesita que los caminos sean transitables tanto por el transporte escolar como las ambulancias hasta su casa, porque “mi hijo no puede andar caminando y no lo puedo acarrear”, grafica.

Le explica al diputado Sereno -quién ya inició gestiones ante las autoridades del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS)- que varias veces concurrió a la Municipalidad a pedir el arreglo de los caminos, y siente que le mienten, porque nunca fueron a arreglar el camino. “Tengo a mi hijo Lucas con un problema. Él fue operado porque tenía pie bot (defecto de nacimiento en el que el pie se encuentra torcido o invertido hacia dentro y hacia abajo) y no puede caminar mucho porque los pies se le hinchan. Él va a una escuela especial, y necesita que el transporte que lo lleva y lo trae, se acerque más a la casa, porque de lo contrario, hay que caminar unos 1500 metros del acceso para poder abordar el vehículo. A Lucas le gusta mucho la escuela, le hace muy bien; pero nuestros caminos son un desastre y cuando llueve es imposible transitar”.

Mujeres jefas de familia del Paraje Campiña reclaman servicios.

Como sus vecinas, Mariela afirma que cree que con la unión de todos y todas. “Y solo así vamos a conseguir respuestas; por eso si no vienen el 8 de febrero, el 11 vamos a ir a reclamar, porque solo si nos movilizamos podremos conseguir algo para nuestro Paraje. Como dice el dicho: La unión hace la fuerza”, expresó la mujer.


Dejá tu Comentario !