9 de Julio, Día de la Independencia Argentina

Un día como hoy, pero hace 203 años, se firmaba en nombre de las Provincias Unidas de Sud América el Acta de declaración de Independencia que conformaba a las mismas como “una Nación libre e independiente de los Reyes de España y su Metrópoli”, poniendo fin a la opresión española sobre el territorio nacional.

El portal Conclusión, hace tres años, había  dialogado con Lautaro Bruera, doctor en Ciencias Políticas y profesor de Historia Latinoamericana y Argentina contemporánea en la Universidad Nacional de Rosario, para indagar un poco más en los orígenes de la fecha, la connotación actual y el significado de la Independencia en nombre de las Provincias Unidas de Sud América, en lugar de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Los siguientes, son parte de los párrafos de esa entrevista.

El concepto actual e histórico de una “patria grande” que incluya a todas las naciones sudamericanas como uno de los principales objetivos de construcción futura en las mismas bases de la declaración; los momentos claves en la lucha por la independencia; la influencia de Santa Fe y las provincias del Litoral, con su ausencia en aquel 9 de julio; la Argentina en la actualidad y la polémica invitación oficial al rey emérito Juan Carlos I de España, fueron algunos de los temas reflexionados.

ver

Declaración de Independencia de las “Provincias Unidas de Sud América”

La declaración lo dice taxativamente: la independencia es de las Provincias Unidas de Sud América”, comenzó asegurando Bruera. Los diputados presentes en aquel entonces decidieron que la perspectiva fuera América del Sur en lugar del Río de la Plata, y en eso la figura de Belgrano resultó fundamental. La disposición resultaba clara: el pueblo sudamericano rompía con los “violentos vínculos” que los ligaban a los reyes de España, recuperaba los derechos que le habían sido despojados y se proclamaban como una nación libre e independiente.

Un dato tan curioso como importante es que a la declaración del 9 de julio, que únicamente hacia referencia a cortar los lazos el imperio español y proclamarse “independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli”, diez días más tarde en una sesión secreta se decidió agregar la línea “…y toda dominación extranjera”, hecho que resulta clave para, como dice Bruera, “pensar los desafíos independentistas y el inicio de un proceso independitista que tuvo quizás su principio fundamental en aquella gesta del 9 de julio de 1986 en Tucumán, pero teniendo en cuenta que se venían nuevos desafíos que tenían que ver con una independencia económica y con una articulación en términos regionales que le den mayor fortaleza a ese proceso”.

“A partir de ello, se planteó la posibilidad de que haya una monarquía constitucional. La fórmula establecida en la declaración es una monarquía moderada con una figura autóctona, que es un príncipe que provenga de la tradición incaica, que dentro de los pueblos originarios de toda la región fue el más importante y expandido, y ello se vio reflejado en la aparición de algunos símbolos como el Dios Sol que se encuentra en la bandera (o Sol de Mayo) y la figura de la virgen Santa Rosa de Lima como la madre de América, que aparece como la protectora de la independencia de las Provincias Unidas.

(Fuente: conclusión.com.ar)

Dejá tu Comentario !