No se sabe si ese apoyo se traducirá en una decisión política por parte de la Nación, teniendo en cuenta que el predio era propiedad de la Entidad Binacional Yacyretá y fue cedido a la Nación para un parque nacional.

Fue en noviembre del año pasado cuando el director ejecutivo de la EBY, Martín Goerling, firmó la transferencia de las 5.104 hectáreas al “Sistema Nacional de Áreas Protegidas”.

Esta decisión provocó la reacción del Gobierno de Misiones que rápidamente salió a reclamar que debería ser un parque provincial.

El exgobernador Hugo Passalacqua señaló en ese entonces que “la reserva Campo San Juan es de los misioneros” y que de confirmarse el traspaso a Nación se iniciarían acciones legales para frenarlo.

La Asociación de Guardaparques de Misiones y la Junta de Estudios Históricos también reaccionaron reclamando que la provincia haga las gestiones para mantener esa propiedad.

Al respecto, en declaraciones a radio República Vialey dijo que el actual gobernador, Oscar Herrera Ahuad, le informó que prosiga con el reclamo y que fue lo que expuso en la reunión del COFEMA que tuvo lugar en Buenos Aires días atrás. Allí ante el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, se planteó el tema y se recibió el apoyo “unánime para que las tierras del Campo San Juan sean un parque provincial”.

“Tenemos el apoyo total y la decisión política para trabajar en conjunto. El 100 por ciento de los que participaron en la reunión coincidieron en que esas tierras pertenecen a los misioneros. Por ello incluso se pusieron a disposición los abogados de la cartera nacional que trabajarán en este tema”, dijo Vialey.