Tuvo tratamiento en el HCD el pedido de los vecinos por predio loteado en el Paso Viejo.

CANDELARIA. El pasado martes, en sesión ordinaria del cuerpo deliberativo, y por Secretaría se dio lectura a la nota presentada por vecinos respecto de un pedido de informe al Ejecutivo Municipal sobre el predio ubicado en calle Irigoyen del Barrio Paso Viejo. Ellos plantean que ese lugar había sido designado como espacio verde y que hoy el Intendente Daniel Luna permitió para uso particular de terceros. “El Concejo hará lo que puede, y si el Intendente quiere contestar al pedido lo hará”, explicó a los vecinos la concejal Claudia Flores (FR). Ayer, por la tarde, se vio a personas plantando árboles en el lugar.

Ayer, por la tarde, supuestos dueños del predio, plantaban árboles. 

A todo ello, en la mañana de ayer miércoles, el cartel con la leyenda “Prohibido el acceso a esta propiedad” ya no se encontraba colgado en el poste de luz, que había pagado el vecino que vive en el terreno lindante con el predio en cuestión, como tampoco el alambre que cerraba el lugar.

Discusión con tono elevado y hasta con un dejo de discriminación

El lugar, y de acuerdo a datos que les llegó a los ciudadanos que presentaron la iniciativa, es un espacio verde registrado en Catastro de la Provincia que fue cedido por un antiguo vecino, ya desaparecido,  conocido como “Pancho” Schubert. “Y nos preocupa que se le esté cediendo a personas o instituciones, ya que el  lugar no puede ni ser vendido ni cedido a ningún particular”, refirió una de las vecinas que acompañó el pedido de informe, Fátima Rosado.

Asimismo Rosado,  también referente del Partido Agrario y Social, fue una de las voces que se escuchó  con fuerza  en el recinto pidiendo que se aclare esta situación, y dado que  “están cansados de los atropellos del Intendente”, recordando lo ocurrido con el antiguo Mástil que fuera derribado, y a pesar de estar en vigencia una Declaración emanada del Concejo Deliberante. Esa declaración había sido firmada por todo los ediles, en el mes de marzo de este año.

Rosado (sentada y con brazos cruzados), acompañada de sus pares del espacio político, entre ellos Claudio Vila. 

Y la discusión sobre el pedido no terminó allí, sino que se explayó hacia otros aspectos particulares. Porque ante la pregunta de la edil Dziewa (FR) de que si Rosado era vecina de la ciudad, dejó en el ambiente un sabor que rayó con lo arbitrario, y tuvo una rápida y certera respuesta a la interlocutora.

Fátima Rosado indicó, segura de sus convicciones, que  “tratan de desacreditar  mis palabras por no ser nativa de Misiones, y es un  triste argumento en una provincia que se mueve por el sudor y la sangre de los inmigrantes; y aquí en Candelaria están enterrados mis familiares fallecidos, aquí nacieron mis hijos, aquí me casé y  hace 25 años que vivo aquí, y seguiré defendiendo los intereses de los desclasados de Candé”.

Dejá tu Comentario !