Sectores productivos con signos de crisis, entre ellas, la yerba mate, el tabaco y la producción forestal

Según un informe de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro), las actividades más afectadas son la producción de tabaco, peras y manzanas, lechería, yerba mate, arroz, ovinos, vinos y cítricos.

BUENOS AIRES. La Coninagro presentó un “Semáforo de las Economías Regionales” (SER) que reveló que diez sectores productivos tienen signos de crisis mientras que dos se encuentran “directamente en ese estado”. El relevamiento se realiza periódicamente en el Departamento de Economía de la entidad sobre la base de datos oficiales y los informes de las cooperativas que agrupa a lo largo del país.

El cuadro muestra que las actividades más damnificadas son el tabaco, que atraviesa “una situación crítica que hace necesaria una diversificación de la producción”; la yerba mate, que presenta “signos de crisis” dado que se encuentra “estancada”, al igual que la producción láctea, que “enfrenta costos en aumento junto a una producción que no muestra mayores variantes”.

El informe también destaca el caso del arroz, cuyos signos de crisis están asociados al “incremento de las tarifas de la energía eléctrica y a la falta de financiamiento para el sector”. En tanto, indica que también en la zona del Litoral la producción forestal enfrenta “una sobre oferta que deprime los precios“.

En el sur y centro del país, los que presentan problemas son la producción de ovinos en Corrientes, que enfrenta un estancamiento “con escasas alternativas comerciales“, mientras que en la región de Cuyo, la producción de vino “ha mostrado una mejora en las ventas que no ha sido lo suficientemente extendida para compensar el incremento de los costos”.

(Cuadro: Gentileza)

En el caso de los cítricos, informó que “la cosecha es muy irregular, variando la calidad según el cultivo y la zona”, mientras que en las hortalizas, los “altos costos y la falta de inversiones ponen en riesgo la producción”.

LOS QUE SE SALVAN

El Semáforo mostró que los rubros que pudieron escapar a la tendencia declinante fueron el maní, con buenos precios y mercados demandantes, en tanto que la producción de aves, bovinos y porcinos tuvieron plazas con requerimientos sostenidos y buenos niveles de producción, aunque con advertencias ante la suba del valor del maíz, principal insumo.

Según el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, este cuadro de situación se da “en medio de un estancamiento en el tipo de cambio, con costos internos – como la energía eléctrica – en alza, y en donde solo cuatro rubros han logrado mostrar signos positivos durante abril“.

(Fuente: Infocampo)

Dejá tu Comentario !