Revelan que el Intendente Luna y el concejal Morínigo habrían hostigado y maltratado a docente de un taller de peluquería

CANDELARIA. La situación por la que dijo haber pasado la docente de peluquería Noelia Miranda, en la Casa de la Mujer local y al poco tiempo de asumir la actual gestión,  toma estado público en la última sesión del Concejo Deliberante, y cuando el caso de su hermano víctima de acoso escolar en el BOP 5 fue puesto a consideración de los ediles. De acuerdo a lo manifestado, dos alumnas con varias ausencias y bajo aprendizaje del curso, les reclamaban  la obtención del diploma interponiendo el amparo de estos funcionarios. “Me sentí tan menospreciada y discriminada por la denuncia que hicieron esas dos alumnas al Intendente, y que me faltaron el respeto, más estando con un embarazo de casi nueve meses”, dijo.

Otro hecho que más le indignaba a Noelia Miranda y a su familia, es que en su momento al Ejecutivo no pareció haberle  importando el trato que habría tenido hacia su persona ejerciendo abuso de autoridad y violencia de género, tratándose del estado de gravidez en que se encontraba. Pero sí “se preocupó” por estas dos alumnas que no cumplían con el curso, y “a las que se me exigió les sean reincorporadas al taller”. En cambio, con su hermano que padeció acoso escolar deliberado y continuado en el BOP 5(véase nota en este portal), no dio señales de interés por el caso, dijeron.

Un hecho expuesto dos años después

Acerca de porqué esta situación ocurrida en junio de 2016, y que de acuerdo al testimonio tuvo lugar en la Casa de la Mujer, sea mencionada ahora y   no fuera puesto en conocimiento de la Justicia, la madre de Noelia respondió que fue debido  “a la situación de mi hija y posterior nacimiento del bebé”. 

Por ello es que en la última sesión del Concejo Deliberante, además de exponer  lo de su hijo Martín y razones por lo que dejó la escuela, su hija Noelia dio cuenta de que la situación de maltrato y persecución también lo habría padecido ella cuando enseñaba en el Taller de Peluquería de la casa de la Mujer local.

Y sobre la situación vivida por entonces, Noelia Miranda dijo que dos alumnas se habían quejado al Intendente Daniel Luna y al concejal Marcelo Morínigo porque ella no iba a darles el diploma del curso. La docente no les daría por el hecho  de que “tenían muchas inasistencias, además de faltarles aprendizajes”.

Noelia Miranda, en la sesión relataba sobre el hecho que dijo ocurrió hace dos años.

 Agregó que en una oportunidad, los funcionarios mencionados fueron hasta la Casa de la mujer, bajaron de una camioneta y hasta le llamaron la atención y preguntaron si tenía título para enseñar.  En la sesión también confrontó al mismo concejal  Morínigo,recordando el hecho.

Casa de la Mujer, sede  independiente del poder local

Siguiendo las expresiones vertidas en el recinto, la ex docente de la Casa de la Mujer quien aseveró ya contaba con un par de años enseñando allí, además de ser “echada prácticamente” dijo que tuvo problemas de salud, como parálisis facial y debió ser atendida y medicada para retener en su vientre al bebé que esperaba.

A todo ello, la actual presidente de la ONG Casa de la Mujer- Candelaria, Romina Barrios, fue una de las alumnas que mencionó Miranda, como la que realizó la queja  y recurrió  a los funcionarios.

Por otra parte, en la red social Facebook de la ONG, y desde fecha 29 de septiembre del corriente, se puede leer que “LA ASOCIACIÓN CIVIL CASA DE LA MUJER DELEGACIÓN CANDELARIA depende únicamente de la Casa de la Mujer Misiones, ubicada en la capital…”.

Dejá tu Comentario !