Gatillo Fácil. Repudian la requisa a militantes misioneros que acompañan a Ismael Décima en el juicio por el crimen de su hijo

MORÓN (Buenos Aires). El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 6 de Morón comenzó el juicio contra Mariano Ballarino, policía bonaerense, quien está acusado del crimen de Lucas Décima, perpetrado el 23 de febrero de 2017, en Merlo. Durante tres jornadas, y desde ayer,  la Justicia debate si se trató de un homicidio doloso o culposo. En ese marco, jóvenes militantes de Misiones que viajaron y acompañan al padre del joven víctima del gatillo fácil, Ismael Décima,  fueron requisados por la bonaerense desatando el repudio de sus pares.

La madrugada del homicidio, Lucas se encontraba con amigos en la esquina de su casa, en Merlo, cuando una patrulla arribó al lugar por un llamado de un vecino al 911 por “ruidos molestos”.

En ese momento, y sin mediar palabra, Ballarino se bajó del móvil y efectuó un disparo con arma reglamentaria, impactando en la ingle del joven de 17 años, que murió en el momento.

En estos días que dura el juicio, acompaña una movilización a la puerta de los Tribunales de Morón, con organizaciones locales, la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional de Zona Oeste, y con otros familiares de víctimas de la represión estatal, como así compañeros de Ismael Décima, padre de Lucas, que fueron requisados por la bonaerense,  “como le gusta a este Gobierno, jugar a la dictadura”, refirieron los allí presentes.

Dejá tu Comentario !