Ex juez preso por brindar protección a banda criminal

Tras el megaoperativo en el que se desarticuló a una banda integrada por policías, barrabravas y presos del penal de Olmos, el Ministerio de Seguridad de la Nación, instruyó a las fuerzas federales para que profundizaran las tareas de inteligencia que permitieran estudiar todas las ramificaciones del entramado criminal.

En ese marco, la Policía Federal Argentina arrestó hoy al ex juez penal César Ricardo Melazo, acusado de brindar protección judicial a los miembros de la organización. Fue resultado de un allanamiento en su quinta de la localidad de Gorina, La Plata, donde se halló un arsenal de armas de fuego.

Durante los procedimientos que se están llevando a cabo en la provincia de Buenos Aires, también fueron detenidos Rubén Orlando Herrera, ex jefe de la barrabrava del club Estudiantes, y Enrique Edgardo Petrullo, señalado en la investigación por delitos contra la propiedad.

Se suman así a los nueve integrantes de la red que habían sido encarcelados en julio, entre los que se encontraba el hermano del ex futbolista Daniel Bertoni, en el marco de una causa iniciada en 2010 por el asesinato de Juan Farías, un joven de 34 años que recibió un disparo durante una entradera en su domicilio.

Los operativos están siendo desarrollados por la División Investigación de Delitos Violentos de la Policía Federal en la ciudad de la Plata, a instancias del Juzgado de Garantías N° 6 y la UFIJ N° 2 que encabeza Betina Lacki.

En el caso del ex juez Melazo, el procedimiento tuvo lugar en una quinta ubicada entre las calles 145 y 480, en la localidad de Gorina. Allí, los uniformados aprehendieron al imputado, a quien se lo señala como una pieza clave para brindar impunidad a la banda, y secuestraron un verdadero arsenal de armas cortas y largas y municiones. En las primeras averiguaciones realizadas por los detectives, algunas de éstas no poseían ningún tipo de documentación.

El arresto de Herrera, ex jefe de la barra de Estudiantes, se produjo en el Club de Campo Grand Bell, en Citi Bell, en tanto que Petrullo –a quien se lo señala por toda una red de conexiones con el Poder Judicial- fue detenido a la altura 1500 de la calle 465.

Estas diligencias se desencadenaron luego del megaoperativo que en julio permitió detener a un barra de Gimnasia y Esgrima La Plata y ex efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que traicionaban a sus compañeros y a la institución. Conformada también por presos del penal de Olmos, la banda está involucrada en robos y homicidios que habrían sido posibles, en parte, gracias el encubrimiento y la connivencia con funcionarios de la justicia.

 

El Territorio

Dejá tu Comentario !