En Posadas, allanaron la casa y el trabajo de un joven denunciado por distribución de material pedófilo

POSADAS. Las sospechas recayeron sobre un joven empleado de comercio posadeño, a quien en su domicilio y en su lugar de trabajo se le secuestraron distintos dispositivos y soportes informáticos relacionados a la denuncia internacional emitida por la organización Missing Children. Se inició de inmediato la corroboración de los datos aportados por la organización internacional y las correspondientes direcciones de IP de las computadoras y dispositivos móviles que el sujeto apuntado utilizaba para propalar material con contenido de pedofilia.

(Imagen ilustrativa)

Múltiples procedimientos se realizaron durante la tarde de ayer en esta capital en torno a una denuncia por distribución de material pornográfico con contenidos de pedofilia. Una pata de la investigación informática ubicó en Posadas al sospechoso, por lo que un informe pormenorizado acompañando la presentación judicial arribó durante los últimos días de abril hasta el despacho del juez de Instrucción 1, Marcelo Cardozo. El magistrado y sus colaboradores directos analizaron la denuncia y solicitaron la colaboración de los peritos de la Dirección Cibercrimen de la Policía de Misiones.

Se inició de inmediato la corroboración de los datos aportados por la organización internacional y las correspondientes direcciones de IP de las computadoras y dispositivos móviles que el sujeto apuntado utilizaba para propalar material con contenido de pedofilia. En la capital de Alemania se inició la pesquisa sobre el misionero, descripto como presunto consumidor de videos y fotografías de aberrantes situaciones a las que son obligados menores de edad, principalmente niños.

Pero también se lo señaló como supuesto distribuidor de estos datos digitalizados y propalados por diversas alternativas ofrecidas a través de internet. Los efectivos de Cibercrimen recolectaron computadoras, discos duros y notebooks, además de elementos de entrada y salida de información como pendrives y discos compactos.

Todo esto quedó secuestrado por el juez Marcelo Cardozo, quien esperará, tal como lo solicitó, un informe detallado de la revisión de estos dispositivos. Vale recordar que las carpetas con las denuncias que realizan organizaciones como Missing Children, comprenden una pormenorizada descripción de registros digitales, llámese direcciones de IP, como también el caudal y tipo de tráfico digital prohibido.

(Fuente: LVM)

Dejá tu Comentario !